Hallan dentro de un tanque cuerpo de profesora que había sido reportada como desaparecida

0
34

La profesora Argentina Cuevas Jiménez, quien había sido reportada como desaparecida el pasado domingo, fue encontrada este miércoles dentro de un tanque en su propia residencia.

La mujer, de 40 años, fue encontrada en su residencia por un hermano, hasta el momento sin identificar, quien dio la voz de alerta a los demás miembros de la familia y vecinos, luego de que esta fuera notificada como desaparecida hace tres días.

El hermano de Cuevas Jiménez narró que entró a la vivienda a buscar un pantalón para ponerse antes de integrarse a su búsqueda, pero un mal olor le aleretó y empezó a buscar el origen, encontrado en un tanque con ropa. “Ahí dentro encontré a mi hermana”, dijo el hombre.

“Llamé a mi otro hermano y le dije que se devuelva porque ya la había encontrado”, narró.

Cuevas Jiménez era profesora contratada y no había sido asignada a un centro educativo de la comunidad Canoa, que pertenece al municipio de Vicente Noble, provincia Barahona.

Consternados

El Ministerio de Educación, representado en Carlos Amado Féliz Santana, director de la Regional 01 de Educación, con asiento en Barahona, dijo que están consternados por el hecho.

Asimismo, manifestó que el ministro Roberto Fulcar, está muy consternado, por lo que solicitó a las autoridades investigar el caso para determinar qué pasó.

La búsqueda de la profesora inició el martes. Estudiantes, miembros de la Cruz Roja, agentes de la Dirección de Investigaciones Criminales y vecinos se unieron para dar con el paradero de la docente.

Al lugar acudió Henry Antonio Mella Cuevas, de los Derechos Humanos, quien dijo esperar que el Ministerio Públicos informe con claridad sobre este caso y que paguen los culpables, “sin importar quién sea”.

“Porque la maestra era una persona de paz, que no molestaba a nadie, para que el día de hoy esté pagando con su vida en su hogar, delante de sus niños, que es algo inhumano y, por lo tanto, esperamos que se resuelva”, dijo.

Mella Cuevas, representante de los derechos humanos en la región, dijo que por el móvil del hecho se presume que se trata de un asesinato.

La fiscal Sarah Alcántara Sánchez, explicó que no se había podido hacer el levantamiento del cadáver debido al estado de descomposición, por lo que se esperaba personal forense del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) con asiento en Azua, para proceder a realizar una autopsia.

La magistrada dijo que hasta el momento no se sabe ni se tienen respuestas acerca del hecho, pero esperan que sean arrojadas por las investigaciones.

Curiosos se presentaron a la vivienda a observar la escena del hecho, donde muchos con sus rostros compungidos reclamaban en voz alta que esperaban que las autoridades puedan dar con el o los responsables.