Entre dolor y cantos de alabanza a Dios, sepultan a la estudiante Esmeralda Richiez en Higüey

0
358

Entre cantos y alabanza a Dios fueron sepultados la tarde de este miércoles los restos de Esmeralda Richiez, la joven que fue encontrada muerta el lunes en el baño de su  habitación.

El carro fúnebre con el cuerpo sin vida de la joven partió desde la funeraria Ávila hasta su última morada en el cementerio municipal de El Bonao, comunidad La Otra Banda, municipio Higüey.

En el cementerio, los familiares, compañeros de estudios y la comunidad en sentido general no pudieron ocultar su dolor y el desconsuelo tras la partida física de Esmeralda, joven que describieron como amable, cariñosa y bondadosa.

La hermana de Esmeralda, Yurimar Richiez, aferrada al ataúd, lloraba desconsolada la partida de quien era para ella «su princesa, su barbie».

«No me quiten a mi hermana, ella no está muerta, despierta, despierta», decía con insistencia.

Tanto la madre como el padre de Esmeralda clamaban a Dios por el dolor tan grande que sentían al despedir a su hija.

Detalles del caso:

El día de hoy fue realizado un interrogatorio en la Cámara Gesell, donde fueron entrevistadas varias menores de edad.

En este proceso, se estuvo conociendo los testimonios de las tres adolescentes que andaban junto con la menor fallecida y el profesor Jhon Kelly Martínez, principal sospechoso, la noche antes de su muerte, dijo el abogado de la defensa, Modesto Castillo. Aseguró que las investigaciones están fluyendo, que ahora es que están saliendo las informaciones.

El abogado argumentó que todavía no tienen los resultados de la autopsia, por ende, no saben cuáles fueron las causas de la muerte de la menor.

«Estamos en proceso de investigación, esta es la fase preliminar del caso y se debe esperar las investigaciones para poder determinar las causas, pues, todavía lo que se tiene son especulaciones», dijo Modesto.

Reveló que el Ministerio Público no ha presentado todavía el expediente para solicitar medida de coerción.

El abogado entiende que su cliente «ha sido condenado civil y penalmente en la sociedad».

«Nosotros lo único que queremos y pedimos es respeto para el imputado y los familiares tanto de mi cliente como para los de la joven fallecida», expresó.