Corrupción

0
28

“La corrupción carcome a la sociedad, deteriora el Estado de derecho, destruye la confianza en la administración pública y crea un entorno favorable para que se multiplique la desigualdad social, se incremente el crimen organizado y la inseguridad ciudadana”.

Son palabras de la PEPCA que se resumen en que la corrupción hace ricos a unos pocos mientras empobrece a todos los demás. La lucha contra la corrupción se ha hecho especialmente difícil porque la práctica política y privada de los fondos públicos se ha manejado a diferentes niveles.

El nepotismo, por ejemplo, no es visto por todo el mundo como un acto de corrupción. La mayoría de los ciudadanos cree que si un familiar accede a un cargo, lo lógico es que “ayude” a su familia nombrando a parientes y relacionados. Es una realidad que pocos gobiernos se han preocupado por combatir, y muy al contrario, han fomentado.

El caso Antipulpo, independientemente de que el juicio de fondo determine culpabilidades, puede ayudar a erradicar el nepotismo de la cultura política dominicana. A explicarlo y marcar los límites.