Nuevos conocimientos sobre la disfunción eréctil

0
257

Para el urólogo dominicano Pablo Mateo, el haber obtenido una certificación del Instituto Andromedi, con el prestigioso y reconocido profesor Natalio Cruz Navarro, sobre ondas de choque de baja intensidad para tratar la disfunción eréctil, más que entusiasmarlo por haber ampliado sus conocimientos, lo ha llenado de satisfacción por el servicio que puede brindar a sus pacientes.

“Nadie se imagina lo que significa para nosotros poder dar soluciones a nuestros pacientes, aportar para, sobre todo, dar una respuesta efectiva a la salud masculina”, comenta el especialista tras admitir que no se detiene en la búsqueda de conocimientos, haciendo especialidades que favorezcan el bienestar del hombre dominicano.

En lo que corresponde a la disfunción eréctil, Mateo entiende que es necesario continuar actualizándose, ya que esta condición afecta, según estudios, a más del 50% de los hombres por encima de 40 años de edad, en menor o mayor medida. Además, dice que uno de cada cinco hombres por encima de 18 años cuenta con algún tipo de disfunción eréctil.

Para el profesional de la Urología, es un de mucho orgullo poder poner a disposición de sus pacientes en República Dominicana, las novedades que tiene el mundo en términos de salud masculina.

De ahí su interés en prepararse en un instituto que es referente en el ámbito internacional en tratamientos avanzados para patologías relacionadas con trastornos en los hombres.

¿En qué consisten estas ondas?
Las Guidelines de la Asociación Europea de Urología actualizadas indican que las ondas de choque de baja energía tienen efectos muy beneficiosos en pacientes con disfunción eréctil vascular y lo coloca como tratamiento de primera línea en pacientes con esta condición. Múltiples estudios han demostrado que las ondas de choque de baja intensidad mejoran significativamente la función eréctil, la dureza de la erección y la satisfacción del paciente.

Mateo comenta que múltiples estudios han demostrado que las ondas de choque favorecen la revascularización, es decir, el mejoramiento de la circulación en los vasos sanguíneos y producen un efecto beneficioso sobre la circulación sanguínea. Sobre los efectos, dice que varios trabajos han presentado que los pacientes con disfunción eréctil vascular tratados con ondas de choque de baja energía mejoran su función eréctil y endotelial. Ningún paciente presentó dolor ni efectos adversos.

Reconocimiento

La Confederación Americana de Urología reconoció al urólogo dominicano Pablo Mateo, por haber sido elegido para integrar la Oficina de Ética del organismo, la cual está formada por Gerardo Perazzo (Argentina), así como por Nelson Paz y Miño (Ecuador); Franzo Marruffo Cook (Venezuela); Pablo Mateo (República Dominicana); Humberto Añez (Bolivia) y Alejandro R Rodríguez (Estados Unidos).