Conoce las cinco variantes preocupantes del COVID-19

0
67

La nueva variante ómicron, detectada por primera vez en Sudáfrica este 24 de noviembre y decretada “de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud (OMS), puede ser 500% más contagiosa, según afirmó Eric Feigl-Ding, reconocido epidemiólogo, miembro de la Federación de Científicos Estadounidenses (FAS).

Las variantes etiquetadas “de preocupación” por la OMS tienden a ser más transmisibles e incluso con posibilidad de eludir las vacunas. El organismo indicó que será dentro de unas dos semanas cuando se determine con exactitud si las vacunas actuales seguirán siendo efectivas contra esta nueva variante.

La presencia de esta variante ha llevado a países como Estados Unidos, Reino Unido, Bélgica, Alemania, República Dominicana y Holanda a tomar medidas restrictivas y suspender vuelos precedentes de Sudáfrica, Botsuana, Lesoto, Namibia, Suazilandia y Angola.

¿Cuáles otras variantes del COVID-19 han sido de preocupación?
Incluyendo a ómicron, hasta el 27 de noviembre de 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha identificado cinco variantes preocupantes del coronavirus.

Alpha

Conocida originalmente como B.1.1.7, la variante Alfa fue la primera cepa de preocupación nombrada por la OMS, identificada por primera vez en septiembre de 2020, en el condado de Kent, en el Reino Unido. Esta variante es altamente transmisible ya se ha detectado en más de 193 países, territorios o áreas, de acuerdo a los reportes epidemiológicos de la OMS.

Esta variante fue la responsable del confinamiento que vivió Inglaterra desde diciembre 2020 a julio 2021, momento en el que empezaron a levantarse las restricciones.

Beta

Vista por primera vez en Sudáfrica, presenta varias mutaciones en la proteína S o espícula viral, que es la que ayuda a que el virus se enganche a las células humanas.

Esta variante tiene la mutación E484K, que está relacionada con el escape inmunológico, y la mutación N501Y, que se sospecha ayuda a que otras variantes sean más contagiosas.

Se ha demostrado que es un 50% más transmisible y evade el tratamiento con anticuerpos monoclonales. Los análisis de sangre sugieren que puede infectar a personas que se han recuperado del COVID-19 y también a personas que han sido vacunadas contra la enfermedad, siendo las vacunas de Pfizer y Moderna las que han dado mejores resultados con esta variante que ya ha sido reportada en 141 países del mundo.

Gamma

Nombrada inicialmente como P.1, fue vista por primera vez en Manaos, Brasil en noviembre de 2020, convirtiendo a la ciudad amazónica en uno de los principales focos de la pandemia, con cifras récords de contagios y los hospitales colapsados.

Se han reportado casos de COVID-19 por la variante Gamma en 91 países.

Según la Clínica Mayo, “esta variante disminuye la eficacia de algunos medicamentos con anticuerpo monoclonales y de los anticuerpos generados por una infección previa del COVID-19 o por la vacuna”, al presentar más de 30 mutaciones.

Delta

También conocida como variante india, la variante delta originalmente se llamaba B.1.617.2. y fue detectada por primera vez en octubre de 2020.

La variante ha sido detectada en 170 países y se convirtió rápidamente en dominante en muchos países, incluyendo a Estados Unidos, donde representó más del 80% de los casos diagnosticados, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Esta variante se propagó rápidamente, en especial entre personas no vacunadas, y sus síntomas principales eran dolor de cabeza, dolor de garganta, flujo nasal, fiebre y tos persistente.

Variantes de preocupación
Lambda

Adicional a estas cinco variantes de preocupación, en diciembre de 2020 se detectó en Perú la variante Lambda, designada en junio de 2021 como variante de interés.

Esta variante no es tan preocupante como las demás, pero se mantuvo en observación porque tiene mutaciones que la hacen más transmisible que la variante original del coronavirus.

Mu

Esta es otra variante declarada de interés y se identificó por primera vez en Colombia en enero de 2021 y desde entonces se ha detectado su presencia en 39 países.