¿SABES CÓMO ES EL PROCESO CON QUE SE ELABORAN TUS SUPLEMENTOS? ¡DEBERÍAS!

0
43

Cuando tienes un par de manzanas en las manos puedes estar seguro de que no han cambiado mucho desde que se cosecharon de los árboles. Sin embargo, hay mucho que no se puede saber simplemente mirándolas.

No sabes si se cultivaron con sustancias químicas, hormonas o esteroides perjudiciales. No sabes cómo se lavaron o cómo se transportaron. Ni siquiera sabes si vinieron de una granja cercana o del extranjero.

La historia de un producto es mucho más que lo que se ve a simple vista. Eso es aún más cierto en el caso de los suplementos nutricionales.

Claro, la etiqueta indica que esas tabletas, cápsulas de gel o gomitas contienen varios ingredientes a base de plantas y vitaminas. No obstante, también hemos visto informes sobre adulteración de alimentos, fraudes alimenticios e incumplimientos en materia de seguridad en la industria.

¿Cómo sabemos que estamos consumiendo lo que dice la etiqueta? Cada vez más la respuesta radica en el compromiso de la empresa con la trazabilidad meticulosa y la transparencia de los suplementos, así como la disposición a mostrar y compartir abiertamente esa historia con sus consumidores.

¿Qué es trazabilidad?
Cuando en las empresas se habla de trazabilidad, en realidad se hace referencia a la procedencia de un producto, a cómo se elabora y a la capacidad de seguir ese proceso mediante registros detallados. Todo se trata de la cadena de suministro: el camino que comienza con la investigación y la formulación de los productos, luego pasa al cultivo o la producción de materias primas, seguido por el procesamiento y la fabricación, y finaliza con el embalaje y la entrega al consumidor.

En el caso de algunos productos pueden ocurrir muchos pasos y «entregas» dentro de lo que parece ser una cadena de suministro sencilla. Es posible que se pierdan importantes detalles de seguridad y calidad en los procesos, a menos que las empresas sean diligentes en el seguimiento y la documentación de esos detalles y en la aplicación de estándares claves de calidad.

Trazabilidad significa poder seguir el camino de un ingrediente desde el principio de la cadena de suministro (la elección de la semilla que se plantará) hasta el final (la botella en tu mano).

Según Sam Kilgore, gerente de Desarrollo de calidad de proveedores en Amway, que produce suplementos Nutrilite™, «La trazabilidad realmente se resume en el mantenimiento de registros».

Para Nutrilite, la trazabilidad es un meticuloso proceso de nueve pasos que comienza con una observación de los productos botánicos que se utilizan como ingredientes en la granja y sigue todos y cada uno de los pasos de la elaboración y la distribución de los productos. Comienza con la razón por la que los investigadores eligen cada ingrediente y continúa con el seguimiento de cómo la empresa se asegura de que cada uno se mantenga puro, seguro y efectivo durante su viaje.

Nutrilite obtiene los productos botánicos que utiliza para elaborar los ingredientes de sus suplementos de sus propias cuatro granjas orgánicas certificadas, así como de granjas asociadas, cuidadosamente seleccionadas. Pero, ya sea que comiencen en una granja Nutrilite o que vengan de un proveedor, finalmente llegarán a las instalaciones de fabricación.

En Nutrilite es más fácil garantizar la seguridad y calidad de los productos durante la fabricación que para otras marcas, ya que fabrica casi todos sus productos en sus propias instalaciones en EUA, China, India y Vietnam; y solo se subcontrata cuando se requieren ciertas capacidades para su producción, como las gomitas. E incluso así, la compañía exige ese mismo nivel de trazabilidad, calidad, pruebas de seguridad y documentación de sus proveedores.

Muchos, muchos registros
Pero ¿qué significa esto? Según Sam, «los registros se mantienen desde el momento en que algo llega a nuestro almacén de fabricación hasta que sale por la puerta».

Eso incluye pruebas para verificar que la etiqueta de la materia prima refleja verdaderamente el producto interior y la documentación de cada paso de fabricación, así como de los controles adicionales de calidad y seguridad durante todo el proceso, incluidos quién realizó cada paso y cuándo lo hizo. Nutrilite también documenta los controles de limpieza y seguridad de todos los equipos que se usan en la fabricación.

Cada paso y resultado pasa a formar parte del registro permanente de ese producto. «Recopilamos esta información para todo lo que hacemos», dice Sam.

Para el momento en que el producto llega al final de la línea de fabricación, ya se ha analizado un promedio de 200 veces para verificar la seguridad y la calidad, comenzando por los ingredientes crudos que llegan a la fábrica y terminando con el envío del paquete final. Eso suma más de medio millón de controles de calidad cada año.

Ese producto final también tiene información que lo conecta a su propio Certificado de Análisis o COA por sus siglas en inglés. El COA es como un diploma combinado con un currículo entregado por el equipo de Garantía de Calidad de Nutrilite. Confirma que el producto cumple con los estándares de pureza, seguridad y efectividad de la empresa, y que contiene los resultados reales del análisis. Es el «quién, qué, cuándo, dónde y cómo» de lo que está adentro.

Según Sam, «realmente se resume en la seguridad que puede tener un consumidor sobre lo que está ingiriendo». «La trazabilidad es realmente la mejor garantía para el consumidor de que obtendrá el objetivo para el que diseñamos la fórmula».

Verificaciones externas
Pero el equipo de Nutrilite no te pide que simplemente confíes en su palabra. Además de su riguroso mantenimiento de registros, Nutrilite se asocia con Ecocert, un organismo internacional de inspección y certificación. Ecocert verifica las prácticas de trazabilidad de los productos botánicos de Nutrilite en toda la cadena de suministro, incluidas las prácticas de fabricación de nuestros proveedores y en sus granjas con profundas auditorías en las instalaciones y verificaciones de documentos.

Este paso adicional no solo garantiza de manera independiente la amplitud de los procesos de trazabilidad de Nutrilite, sino también destaca la transparencia de la empresa.

Haz tu tarea
Debido a que los suplementos nutricionales no están regulados de la misma manera que los medicamentos, es importante que aprendas sobre los estándares de calidad del fabricante. Te recomendamos que compres productos de compañías confiables que tengan una larga historia de transparencia en lo que se refiere a sus ingredientes y que usen terceros para evaluar sus prácticas.

Como consumidores, es importante saber de dónde provienen los ingredientes de nuestros suplementos y cómo se transforman en un producto final. Con esa información podemos tomar las mejores decisiones y sentirnos bien acerca de los productos que estamos comprando para nosotros mismos y nuestras familias.

«Estamos siendo lo más diligentes posible en el trabajo que hacemos», dice Sam. «Eso es mucho trabajo. Pero afecta a las personas reales y a sus sustentos de vida, por lo que es importante tener esa perspectiva».