Avances en procedimientos médicos evitan que pacientes viajen fuera para análisis y cirugías

0
40

Los avances tecnológicos de hoy día han contribuido a la creación de novedosas herramientas, instrumentos y técnicas que permiten a los médicos realizar cirugías complejas, cada vez menos invasivas, con duraciones cortas y con alto nivel de seguridad, así como la obtención de análisis y resultados más precisos en tiempo récord.

Diario Libre conversó con el doctor Abell Bello, operario del robot quirúrgico Da Vinci; el equipo de artroscopia del Hospital Ney Arias Lora y con Mariel Pacheco, cirujana oncóloga y patóloga del Instituto Nacional del Cáncer Rosa Emilia Sánchez Pérez de Tavares (Incart), quienes hablaron sobre cómo estos avances se traducen en beneficios para el paciente, logrando un diagnóstico oportuno y una recuperación más rápida.

Cirugías con robots:

El robot Da Vinci es una tecnología que se utiliza desde hace 15 o 20 años a la que se le ha ido haciendo mejoras y actualizaciones de la propia mecánica del equipo y a nivel de software.

Bello explicó que solo está disponible en el país en la Clínica Abreu y en el Hospital Metropolitano de Santiago (Homs), ya que su costo de instalación ronda los 1.5 millones de dólares.

«Esa tecnología nos permite a nosotros (los cirujanos) simular como si fueran nuestras propias manos los movimientos del robot dentro del paciente. Eso se hace a través de pequeñitas incisiones, no hay que hacer heridas grandes, lo que disminuye la pérdida de sangre, disminuye los riesgos de infecciones y aumenta dramáticamente la recuperación», indicó el galeno sobre sus ventajas.

La cirugía robótica permite entrar a espacios más difíciles de llegar, como la pelvis profunda, cirugía de próstata y cirugías ginecológicas. También se puede utilizar para cirugía general, cirugía bariátrica, cirugía de cánceres de colon, de estómago y reparaciones de hernias.

Bello, quien realiza cirugía robótica desde el año 2015, reconoce que es una cirugía costosa y que el entrenamiento del especialista debe hacerse en Estados Unidos.

«La diferencia con la cirugía laparoscópica es técnico, ya que los instrumentos del robot sí pueden doblarse y articularse, mientras que la laparoscopia utiliza instrumentos rígidos, permitiendo que el robot llegue a lugares donde el acceso es más difícil. La laparoscopia es mucho pero mucho más económica en cuanto a costo», resaltó.

Con el robot, Bello puede realizar una manga gástrica de 20 a 30 minutos; un bypass en una a dos horas y una reparación de hernia en tan solo 15 minutos.

Artroplastia de hombros y rodillas:

El Hospital Dr. Ney Arias Lora es pionero en República Dominicana en la realización de artroplastia de hombros y rodillas, acercando a la población de menor poder adquisitivo a tecnología médica de punta sin costo alguno.

José Luis Díaz, coordinador de la Unidad de Artroscopia y del único fellowship o subespecialidad de este tipo para ortopedas en el país, resaltó el uso prótesis universales y reversas, para cuya colocación el paciente antes debía trasladarse al extranjero.

«Evaluamos no solo a deportistas que tengan alguna lesión, sino también a todos los pacientes con lesiones articulares. Les brindamos la cirugía mínimamente invasiva, a través de cámara y video, que es la artroscopia, donde vemos lesiones de manguito rotador, lesiones de Tommy John en pitchers o lanzadores, lesiones de rodilla, común en jugadores de volleybol y baloncesto», indicó el ortopeda.

Desde su implementación, en el Ney Arias se han colocado 92 prótesis, entre universal y reversa, atendiendo cerca de 240 pacientes semanales en consulta y entre 90 a 120 operaciones mensuales.

«Es una medicina mínima invasiva, con poca injuria y que el paciente se reintegra en el menor tiempo posible a su parte laboral, a su vida cotiadana», intervino Carlos Ricardo, jefe de servicio de la Unidad.

Expandir imagen
Infografía
Ortopedas del Ney Arias Lora.

El tamaño de las incisiones es de apenas cinco milímetros.

«Los procesos artroscópicos se manejan desde una hora hasta dos horas, lo cual reduce mucho el tiempo, dado a que no hacemos incisiones clásicas, sino que se hacen portales, una punción donde se entra una cámara que tiene un perfil menor que el de un lápiz, donde por alta definición se proyecta en un monitor y con microinstrumentos, trabajamos la articulación», detalló sobre las cirugías.

Eso disminuye la incisión, la hora de cierre, la injuria del paciente, disminuye las infecciones, todas las infecciones y se acelera el proceso de terapia y rehabilitación porque se daña el menor tejido posible, menos músculos y tendones.

Por su lado, el director del hospital, Julio Landrón, comentó que, antes, había que hacer una incisión de 15 o 20 centímetros para reparar un menisco o un ligamento; el paciente duraba tres o cuatro días ingresado, ahora lo operan en la mañana y en la tarde puede ser dado de alta.

«Una cirugía de estas cuesta entre 200 a 300 mil pesos, más si tiene que salir del país, agrégale ticket aéreo, alojamiento, alimentación y todo lo demás que se puede añadir y lo tenemos aquí en el país, que se puede solucionar», planteó el galeno.

Expandir imagen
Infografía
Mariel Pacheco muestra la novedosa máquina obtenida en alianza con Roche. 

Resultados más rápidos:

Desde el pasado mes de octubre, el Instituto Nacional del Cáncer Rosa Emilia Sánchez Pérez de Tavares (Incart) dejó en funcionamiento los servicios de pruebas inmunohistoquímicas para la detección oportuna de cáncer mama, primero en la Red Pública en ofrecer este tipo de asistencia.

Esta prueba consiste en la «examinación de un tejido para valorar qué tipo de tratamiento se le va a ofrecer a la paciente, cómo va a ser su manejo en base a las proteínas que tiene la célula, determinar qué medicamentos le va a aplicar: terapia endócrina, quimioterapia», explicó la oncóloga Mariel Pacheco.

«Es un servicio elemental para los pacientes, no sólo con cáncer de mama, con cáncer de pulmón, de próstata, cáncer de colon y todos tenían que ir fuera del país»

Los resultados solían tardarse 21 días, tiempo crucial para iniciar la lucha contra el cáncer.

«Nosotros apostamos a disminuir ese tiempo entre la entre la biopsia y la inmunohistoquimica a una tercera parte, de 7 a 10 días para que el paciente pueda tener sus resultados completos, todos sus estudios», destacó Pacheco como el gran avance de la implementación de estas pruebas a nivel local.