Las Águilas blanquean al Licey ante 25,000 personas en Nueva York

0
232

Ronnie Williams lanzó seis sólidas entradas y tres relevistas completaron una blanqueada a la vez que los bates amarillos sonaron con 11 hits para llevar a las Águilas Cibaeñas a derrotar 3-0 a los Tigres del Licey en el primer juego de la serie «Titanes del Caribe» que inició este viernes en el Citi Field de aquí.

Williams domó la ofensiva azul durante dos tercios de juego en los que solo permitió dos hits, acreditando a los aguiluchos el primer éxito en la apertura de la serie que, de acuerdo con los organizadores, atrajo a más de 25 mil asistentes en la noche inaugural.

Christopher Morel inició el vuelo de las Águilas con rodado que no manejó el inicialista y luego avanzó a tercera base tras sencillo al centro de Elehuris Montero. A seguidas, el nativo de Santiago de los Caballeros anotó por hit al bosque derecho del cubano César Prieto y con sencillo de Alexander Canario se llenaron las bases, dando paso a un elevado de sacrificio al prado izquierdo conectado por Francisco Peña que permitió a Montero anotar la segunda carrera.

En el octavo acto, Montero abrió negociando boleto y llegó a la antesala con sencillo al centro de Prieto y acto seguido Canario se encargó de empujar la tercera vuelta con un profundo elevado de sacrificio hacia la pared del jardín izquierdo en un ataque contra José Valdéz.

Luego de la firme salida de Williams, el derecho Felipe Tejada lanzó el séptimo inning en blanco, el también diestro Leuris Gómez tiró cero en el octavo, y en el noveno el puertoplateño Osvaldo Bidó fue responsable de sellar la victoria aguilucha y se adjudicó el salvamento.

El triunfo fue para Williams (1-0) y la derrota fue para Logan Allen (0-1) con dos carreras permitidas.

El relevo de los felinos contó con los brazos de: Juan Then (3), Lisalverto Bonilla (4), Hansel Robles (6), Juan Núñez (7) y Valdéz (8), una carrera tolerada.

Los árbitros del juego fueron: Yunior Torres detrás de la goma, Marino Vizcaíno en la inicial, Félix Neón en la intermedia y Marcol Florimón en la antesala.

Previo al inicio del partido, la cantante Miosotis Malagón entonó las notas de The Star-Spangled Banner (La Bandera de Estrellas), himno nacional de los Estados Unidos de Norteamérica. Acto seguido, el merenguero Ruby Pérez hizo lo propio con el himno nacional dominicano.

A seguidas, la vicepresidenta de la República Dominicana, Raquel Peña, acompañada de la primera dama, Raquel Arbaje, realizó el lanzamiento de honor, mientras el miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, David Ortíz, fungió como receptor, dejando inaugurada la serie que está dedicada a Osvaldo Virgil, el primer jugador dominicano en llegar a las Grandes Ligas, hecho ocurrido en septiembre 23 de 1956.

Ambiente:

Tras concluir la parte alta del séptimo episodio, «El Mayimbe» Fernando Villalona, se dirigió al home plate para cantar «Mi Pueblo» (El Hijo del Patillal), canción con la cual puso a vibrar a los presentes en el parque neoyorquino. A su lado estuvo la mascota «El Aguilita» animando y ondeando la bandera dominicana.

Tras finalizar su actuación, Villalona se acercó a ambos dugouts y saludó a los miembros de cada plantel.

Durante todo el trayecto del encuentro se escucharon coros de ambas aficiones que se divertían lanzándose consignas a ritmo de güiras, cornetas y silbatos, entre otros instrumentos.

Al finalizar el partido, hubo un concierto en el cual participaron varios artistas.

La rivalidad entre aguiluchos y liceistas quedó ratificada en suelo internacional, puesto que en el Citi Field se congregaron 25,233 asistentes, siendo la cifra más alta para un partido entre dos equipos de la Liga Dominicana de Béisbol.

La acción de «Titanes del Caribe» continuará este sábado a la 1:00 p. m. Este de Estados Unidos y 2:00 p. m. de República Dominicana, con el segundo partido de la serie, dónde está señalado para abrir por las Águilas el zurdo Ariel Miranda, mientras por los Tigres lo hará el derecho colombiano Nabil Crismatt.