Gobierno otorga homenaje póstumo a Pedro Mir, El poeta nacional

0
315

El Gobierno realizó este miércoles un homenaje póstumo al poeta Pedro Mir (1913-2000), un reconocimiento a la obra de uno de los más grandes escritores criollos, quien dejó su legado en favor de la literatura y sociedad dominicana.

El tributo al llamado «El poeta nacional o poeta de la Patria» fue materializado esta tarde para cumplir con el decreto 362-21, emitido en 2021, a través del cual el presidente Luis Abinader lo condecoró con la Orden Heráldica de Cristóbal Colón en el grado de Gran Oficial.

El pergamino fue entregado a su hija Celeste Mir y demás descendientes por la vicepresidenta Raquel Peña. También estuvieron Juan Pablo Uribe, presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, y Franklin García Fermín, ministro de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Mescyt), durante un solemne acto en el Salón de Embajadores del Palacio Nacional, donde también asistieron escritores y catedráticos universitarios.

En la actividad, el Mescyt lanzó la segunda edición del libro «Crónicas selectas», escritos por Pedro Mir, sobre los trabajos escritos entre 1945 y 1980 en el periódico El Nacional y la revista Ahora.

A juicio de Franklin García Fermín, el libro es una fuente para profesores y estudiantes de Periodismo y es un medio idóneo para conocer a uno de los más brillantes intelectuales de la República Dominicana.

El titular de Educación Superior calificó a Mir como «uno de los creadores literarios más emblemáticos de la República Dominicana», por su polifacética obra, que abarcó los géneros de ensayo, poesía, historia, drama y ficción.

Las más de 20 obras literarias, entre las que se destacan el famoso poema «Hay un país en el mundo», escrito durante el exilio en Cuba, lo llevaron a merecer múltiples reconocimientos premios, destacándose el Premio Nacional de Literatura, en 1993; y Poeta Nacional, entregado por el Congreso en 1984.

Al recibir el reconocimiento, Celeste Mir agradeció al presidente Abinader por la condecoración a su padre. Habló de la travesía en el exilio debido a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina, y cómo regresó para dedicarse a escribir, a recorrer el país como orientador en la poesía y a la docencia universitaria.

«Él amó profundamente a República Dominicana» y sus frutos han germinado, dijo frente los presentes.

La también directora del Museo Nacional de Historia Natural Eugenio de Jesús Marcano anunció que la familia da los toque finales para abrir la Fundación Pedro Mir, cuyo objetivo es la preservación y difusión de su obra, la cual estará libre de derechos de autor, si será para fines educativos.