Aplazan para el próximo jueves conocimiento de medida de coerción del caso Coral 5G

0
29

El juez de Atención Permanente del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, Enmanuel López Polanco, aplazó este domingo el conocimiento de la medida de coerción contra los imputados en la Operación Coral 5G.

La audiencia fue aplazada para el jueves 25, las 11:00 de la mañana, y se hizo a solicitud de los abogados de los imputados, quienes expresaron que necesitaban tiempo para estudiar el expediente.

El abogado Jorge Luis Lorenzo, quien representa al imputado Yehudy Blandesmil Guzmán, afirmó que el expediente está instrumentado sin el elemento fundamental que es la prueba.

Los imputados en el caso son los generales Juan Carlos Torres Robiou, FARD; Julio Camilo de los Santos y Boanerges Reyes Batista ERD vinculados junto otras 10 personas en el entramado de corrupción administrativa desmantelado con la Operación Coral 5G, para quienes pidió la imposición de 18 meses de prisión preventiva y la declaración del caso como de tramitación compleja, están en cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

Además de los generales Torres Robiou (FARD), De los Santos Viola (FARD) y Reyes Batista (ERD), en el caso son imputados el capitán de navío Franklin Antonio Mata Flores (ARD), los coroneles Carlos Augusto Lantigua Cruz, Yehudy Blandesmil Guzmán Alcántara, Miguel Ventura Pichardo (FARD) y el teniente coronel Erasmo Roger Pérez Núñez (FARD).

También, el teniente coronel Kelman Santana Martínez (ERD) y el mayor José Manuel Rosario Pirón (PN). Igualmente, el primer teniente Jehohanan Lucía Rodríguez Jiménez, César Félix Ramos Ovalle y Esmeralda Ortega Polanco.

La Operación Coral 5G se ejecutó en el marco de 49 allanamientos en el Distrito Nacional y las provincias Santo Domingo, Santiago y La Vega, en una acción sincronizada dirigida por los procuradores adjuntos Yeni Berenice Reynoso y Wilson Camacho, responsables de la Dirección General de Persecución del Ministerio Público y la Pepca.

De acuerdo al expediente, aprovechando su cercanía y apoyo irrestricto del “principal ejecutivo del país”, los generales y otros altos oficiales apresados en la operación Coral 5G, estructuraron un “entramado criminal” para cometer una serie de violaciones a la leyes.