A nivel mundial: influenza causa la hospitalización de cerca de 10 millones de personas al año

0
31

Las infecciones virales respiratorias como la influenza tienden a incrementarse en esta época del año, afectando a miles de pacientes que pueden poner en riesgo su vida, independientemente si son personas sanas, jóvenes o adultos mayores.

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por los virus de la gripe, que infecta la nariz, la garganta y los pulmones, se transmite con facilidad de una persona a otra a través de pequeñas partículas expulsadas al toser o estornudar y suele propagarse rápidamente en forma de epidemias estacionales. Dentro de los síntomas destacan la fiebre alta, tos, dolor de cabeza y articulaciones, así como secreciones nasales y fatiga.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la influenza estacional puede representar un importante riesgo de morbilidad, hospitalización e incluso la muerte, especialmente en las mujeres embarazadas, los niños menores de 5 años y los adultos mayores.

En el caso de las mujeres embarazadas, están particularmente expuestas a sufrir complicaciones por el virus de la influenza debido a los cambios fisiológicos en los sistemas cardiopulmonar e inmunológico que se producen en el estado de gestación. A mayor edad de la mujer, más alto es el riesgo de contraer una enfermedad grave y, por ende, una hospitalización por influenza.

La OMS ha sido clara en que la influenza en las embarazadas puede llegar a causar la muerte del bebé, un parto prematuro, bajo peso al nacer o que el bebé nazca con un tamaño inferior a su edad gestacional.

Ante estas situaciones de riesgo y en el contexto de pandemia, la vacunación recobra aún mayor importancia para evitar problemas de salud en estas poblaciones vulnerables. En el caso de las mujeres embarazadas, por ejemplo, la vacunación temprana contra la Influenza protege al feto a través de la transmisión de madre a hijo de elevadas concentraciones de anticuerpos. Diversos estudios demuestran que los niños nacidos de madres que padecieron influenza durante el embarazo tienen un mayor riesgo de morir durante su primer año de vida.

Los niños mayores a 6 meses y hasta los 5 años también están en alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza, simplemente debido a su edad.