Dominicano aspirante a la alcaldía de Nueva York busca a neoyorquinos huídos a Miami

0
63

El hispano Fernando Mateo, aspirante a la Alcaldía de Nueva York, afirmó este lunes que el éxodo de neoyorquinos hacia el sur de Florida se debe no al coronavirus, sino a la falta de liderazgo en Nueva York, a la inseguridad pública y a los” ataques” que, según dice, el alcalde Bill de Blasio dirige a los pequeños empresarios.

“La pandemia más grande que nosotros tenemos es la de Bill de Blasio, la peor que hemos sufrido”, recalcó Mateo, de origen dominicano, en unas declaraciones a Efe.

El hispano, el primer republicano latino que aspira a la Alcaldía de esa ciudad, criticó además al gobernador del estado de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, de quien dijo debería “estar preso por encubrir la atrocidad que sucedió en los asilos” en 2020, al comienzo de la pandemia.

Cuomo ha merecido fuertes críticas tras descubrirse que su administración contabilizó solo la mitad de los fallecidos en residencias de ancianos y la otra mitad se registró como personas muertas en hospitales.

Mateo, que para sus aspiraciones primero deberá salir victorioso en el proceso de primarias que el Partido Republicano de Nueva York celebrará en junio, sostuvo un encuentro este lunes con más de una docena de grandes y pequeños empresarios de Nueva York que se han trasladado a Miami.

Este empresario devenido en político se reunió en el Distrito de Diseño de Miami con representantes de “hedge funds”, promotores inmobiliarios, además de barberos, dueños de pizzerías, y de firmas de relaciones públicas, con quienes compartió “el mismo dolor”.

“El único que entiende el dolor del pequeño empresario se llama Fernando Mateo, porque soy uno de ellos”, dijo el aspirante a alcalde, a quien en 1994 el diario New York Times llamó “una de las cinco personas más influyentes del país”.

Se jactó no solo de ser el único precandidato que visita Miami, “la ciudad con más inquilinos” de Nueva York, sino de no ser político ni de gustarle la política, y por lo mismo, durante su visita a Miami iniciada el viernes pasado no sostuvo reuniones con funcionarios electos.

Marca distancias de Donald Trump, la figura más visible del Partido Republicano, de quien rescató muchas sus políticas durante su mandato, pero no “la forma cómo se comunicó el mensaje”.

“Con arrogancia y eso fue parte de la razón de su derrota” en la elecciones de noviembre pasado, dijo.

EMPRESARIO Y REPUBLICANO

Nacido en República Dominicana, pero emigrado con su familia a Nueva York cuando tenía dos años de edad, el hispano empezó su andadura comercial con un negocio de alfombras cuando era adolescente y en la actualidad se desenvuelve en los sectores de transporte y hostelería, entre otras inversiones.

Elegido en 1998 presidente de la Federación de Conductores de Taxis del estado de Nueva York, Mateo además ha sido portavoz de la organización Hispanics Across America.

Señala que los hispanos suponen un tercio de los habitantes de la Gran Manzana y por ello es momento de que se entienda que en esa ciudad “hay otras comunidades que necesitan las mismas oportunidades que se les dan a los blancos y a los afroamericanos”.

Mateo, republicano desde hace 30 años pero que en el pasado ya ha trabajado de forma puntual con los demócratas, ha recibido el apoyo de su partido en tres de los cinco condados de Nueva York.

“Mis encuestas son el pulso del pueblo a favor del cambio y de la corrupción y de De Blasio”, responde cuando se le pregunta sobre sus posibilidades de salir elegido.