Bryan Pérez expresa que ya no habrá más revancha

0
111

“La gente ya no querrá ver la tercera pelea entre nosotros, de la forma que le gané Mangú Valera no merece más revancha”.

Bryan Pérez derribó durante la madrugada del sábado tres veces al excampeón mundial Félix -Mangú- Valera y conquistó el cetro latino semipesado por decisión unánime de los jueces.

“Le agradezco a él y a la promotora Shuan Boxing la oportunidad que me ofrecieron; pero ahora tengo que aprovechar mi chance, me toca a mí buscar lo que él tuvo en sus manos que fue una corona del mundo”, dijo eufórico Pérez al final de la contienda.

La demandada revancha resultó mucho más que lo que el público esperaba, empezando por el sobresalto que causó la determinación de Pérez, quien detuvo en los primeros segundos del combate el apresurado arranque del exmonarca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) de las 175 libras, quien salió a noquearlo, pero fue sorprendido por un contragolpe de poder que lo hizo aterrizar en la lona. Valera cayó de bruces luego de un derechazo a la cabeza de su rival y aunque parecía que todo había terminado, con piernas tambaleantes y su rostro con la vista desorbitada, se levantó convaleciente y recibió otra aparatosa caída tras una combinación de Pérez, quien hacía dos años perdió una controversial confrontación contra el “Mangú”.

Hubo una tercera caída que hubiese escrito la historia de otra manera, pero el toque de la campana en todo el trayecto fue milagroso para ambos. El réferi Smeilyn Valdez decretó un resbalón. Con un sueño guardado desde sus días de niño en las polvorosas calles de La Zurza, Bryan salió a atrapar su futuro inmediato con un nocaut, pero su inexperiencia y la desenfrenada ansia de finalizar no le permitieron aprovechar su gran momento. El Mangú logró sobrevivir y endurecerse cónsono con cada minuto del reloj, aun perdiendo el combate pudo regresar de un espantoso inicio y acercar la puntuación en las tarjetas de los jueces, pero ya no tenía la fortaleza para detener a un rival más joven y menos lastimado que al final mereció el favor de los jueces de forma unánime.

“Me sorprendió, trataba de hacer una finta (amague) y perdí el balance y ahí vino ese golpe y quedé en malas condiciones, pero estoy conforme con lo que ocurrió después… Volveré”, dijo el derrotado exrey semipesado.

Pasó la prueba

Un reducido público congregado en el hotel Catalonia de Malecón Center, en Santo Domingo, disfrutó de un show boxístico de calidad, en el cual el prospecto dominicano Edwin de los Santos puso fuera de combate al azteca Luis Montano en el primer asalto.

El doble campeón latino del peso mínimo. Erick –Pacman- Rosa destruyó la zona media del venezolano Keny Caro, para apuntarse un nocaut fulminante en el tercer round.

La velada internacional de Shuan Boxing tuvo en la entrega semiestelar el regreso triunfal de Carlos “El Caballo” Adames, quien detuvo en seis asaltos a Bryan Medina.

El mexicano Salvador Juárez dio la sorpresa al manchar el invicto del cubano Leosdan Núñez. El debutante Ángel de la Cruz noqueó a Leonardo Espinal con marca de 7-6; mientras que el peso completo Alexis García detuvo al norteamericano Amron Sands, en choque de invictos.