Vehículo explota en frontera entre Nueva York y Canadá; declaran dos personas muertas

0
113

Un vehículo explotó este miércoles en un puesto de control en el lado estadounidense de un puente entre Estados Unidos y Canadá en las cataratas del Niágara, dejando dos muertos y provocando el cierre de cuatro pasos fronterizos en la zona, según informaron las autoridades.

No hubo información inmediata sobre la causa de la explosión, pero suscitó preocupación a ambos lados de la frontera.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo que las autoridades estaban «tomando esta extraordinaria seriedad», y la Casa Blanca dijo que el presidente Joe Biden estaba «siguiendo de cerca los acontecimientos.»

Las dos personas fallecidas estaban en el vehículo, dijo un funcionario de las fuerzas del orden a The Associated Press (AP).

El funcionario no estaba autorizado a discutir detalles de la investigación públicamente y habló con la AP bajo condición de anonimato.

«Obviamente, se trata de una situación muy grave en las cataratas del Niágara», dijo el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en el Parlamento, antes de excusarse del periodo de preguntas en la Cámara de los Comunes para recibir más información.

La explosión se produjo en el lado estadounidense del puente Rainbow, que conecta ambos países a través del río Niágara.

Otros tres puentes entre el oeste de Nueva York y Ontario se cerraron rápidamente como medida de precaución, y el aeropuerto internacional de Buffalo-Niágara inició controles de seguridad en todos los coches y dijo a los pasajeros que esperaran revisiones adicionales.

Trudeau dijo que se estaban contemplando y activando «medidas adicionales» en los pasos fronterizos de todo Canadá.

La oficina local del FBI en Búfalo informó en un comunicado de que estaba investigando la explosión, y que investigadores de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos también estaban acudiendo al lugar de los hechos.

Fotos y vídeos tomados por transeúntes y publicados en las redes sociales mostraban humo espeso, llamas en el pavimento y una cabina de seguridad chamuscada por las llamas.

Los vIdeos mostraban que el incendio se había producido en una zona de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos situada justo al este del principal puesto de control de vehículos.

En declaraciones a WGRZ-TV, Mike Guenther dijo que vio un vehículo que se dirigía a toda velocidad hacia el cruce desde el lado estadounidense de la frontera cuando se desvió para evitar a otro coche, chocó contra una valla y explotó.

«De repente se elevó en el aire y luego fue una bola de fuego como de 30 o 40 pies de altura», dijo Guenther a la estación. «Nunca había visto nada igual».

Desde el interior del Parque Estatal de las Cataratas del Niágara, Melissa Raffalow dijo que vio «una enorme columna de humo negro» elevarse sobre el paso fronterizo, a unos 45 metros (50 yardas) del popular destino turístico.

«No oímos la explosión porque las cataratas eran demasiado ruidosas», dijo Raffalow a The Associated Press en un mensaje. La policía llegó poco después, instando a los visitantes a dispersarse mientras comenzaba a acordonar la calle.

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, y la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, habían sido informados de la situación, dijeron sus oficinas.

La Comisión de Puentes de las Cataratas del Niágara informó de que sus cuatro cruces -los otros son Lewiston, Whirlpool y Peace Bridge- estaban cerrados.

Unos 6,000 vehículos cruzan el puente Rainbow cada día, según el Inventario Nacional de Puentes de la Administración Federal de Carreteras de Estados Unidos.

Alrededor del 5% es tráfico de camiones, según los datos federales.

El puente, construido en 1941, tiene algo más de 439 metros de longitud y un vano principal de acero, según los datos.