No acaban los incidentes con limpiavidrios en República Dominicana

0
134

Los incidentes con los limpiavidrios en las principales calles y avenidas de República Dominicana parecen ser un dilema de nunca acabar. Las acciones violentas y amenazantes de parte de estas personas son frecuentes en el país, pese a que autoridades han tratado de ponerle un alto en diversas ocasiones.

Los desacuerdos de los conductores con los limpiacristales han provocado hasta muertes. Entre los casos se ha observado rotura de cristales, rayaduras de vehículos, agresiones con piedra, entres otras.

El caso más reciente ocurrió el martes 31 de enero, cuando un limpiavidrios lanzó un block al cristal del vehículo de una joven, quien resultó herida en la frente por supuestamente negarse a darle dinero por un servicio que no solicitó.

El hecho se produjo en la calle Olof Palme, esquina avenida Núñez de Cáceres del Distrito Nacional, después que la conductora salió de su residencia a buscar a su hermana que se encontraba en la universidad, alrededor de las 9:00 de la noche, según explicó un pariente de la afectada, quien no quiso revelar su nombre.

“El tipo quería que le diera dinero obligado y, como ella no tenía monedas, agarró un block y le dio un fuetazo en el cristal de la puerta y la rajó, provocándole una herida profunda en la frente”, relató.

Sobre este caso la Policía Nacional identificó este viernes al agresor como «Cuatro Dedos» hizo un llamado a los familiares de la joven a querellarse formalmente para proceder con las investigaciones de lugar.

Para julio de 2018, un limpiavidrios resultó muerto durante un operativo realizado por la Policía Municipal del Distrito Nacional, que buscaba la salida del mismo en la avenida Los Próceres, esquina John F. Kennedy, en esta capital.

Durante el operativo, uno de los policías municipales tomó un arma al militar asignado a la unidad, la apuntó contra el limpiavidrios, la manipuló y disparó contra él.

El Concejo de Regidores del Distrito Nacional aprobó en julio de 2017 la resolución 17-2017 que ordenaba el retiro de los limpiavidrios de las calles y avenidas de la ciudad, medida que no se cumplió por la falta de coordinación entre las entidades vinculadas, como la Dirección de Defensoría de Espacios Públicos, la Policía Nacional y la Municipal.

En la resolución se instruyó, en esa ocasión, a contratar al menos 30 de las 50 personas censadas en las calles y avenidas en la Dirección de Servicio Público y Aseo Urbano, sin embargo, con el tiempo se descontinuó esa práctica.

En ese entonces, los limpiavidrios se enfrentaron a varios policías municipales en el Distrito Nacional que llevaron a cabo el programa Cero Limpiavidrios el cual prohibía la presencia de personas que se dedican a esa actividad en los semáforos de las calles y avenidas de la ciudad.

El mismo año, la Alcaldía de Santiago de los Caballeros decidió prohibir a los limpiavidrios en las principales intersecciones de la ciudad, acción que se cumplió en esa época, al observarse que desaparecieron esos personajes de los espacios públicos tras un recorrido realizado por Diario Libre.

Una de las razones que provocó la prohibición de estos individuos en las calles del Distrito Nacional y de Santiago fue la agresión a una periodista a manos de un limpiacristales en la avenida Abraham Lincoln con John F. Kennedy por negarse a aceptar sus servicios.