Alexis Medina: no tenemos por qué irnos del país, no nos vamos a escapar

0
259

“No tenemos por qué irnos del país, no nos vamos a escapar”, fue el alegato de defensa de Alexis Medina, imputado en el caso Antipulpo, en su búsqueda de la variación a su medida de coerción.

La tarde de este lunes, el juez del séptimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional concedió una variación en la medida de prisión preventiva hacia Medina y otros implicados en el caso, quienes ahora cumplirán prisión domiciliaria y se verán en la obligación de pagar millones de pesos.

Minutos antes, durante la ponencia de su defensa en el juicio, Medina abogó ante el juez pidiendo la distinción a la espera de que “madure su decisión y que sea apegada a las leyes y la Constitución”, ya que indicó que ni él, ni sus compañeros de suplicio van a escapar yéndose del país.

“Nos vamos a presentar donde quiera que seamos citados. Estábamos fuera del país cuando citaron mi caso, yo vine a enfrentarlo. Tenemos los arraigos que solicita la ley, tenemos un garante en el expediente que hemos depositado para confirmar que vamos a estar presentes en todas las actuaciones, pero déjenos defendernos”, expresó el implicado.

Igualmente, Medina comentó que estando en la Cárcel Modelo Najayo Hombres, donde cumplía sentencia, el conseguir un mínimo documento “no le era fácil” y, por tanto, debilitaba sus posibilidades de defensa y “más cuando tú tienes la maquinaria aplastante del Ministerio Público encima de ti”.

Medina Sánchez pidió además al juez Deiby Timoteo Peguero que se lea el expediente, entendiendo que contiene un número de páginas que buscan “despertar el morbo público y periodístico del país”.

“Le pido que revise el expediente, es un expediente ‘pixa’… cargandole a un imputado operaciones de instituciones completas que no tienen que ver conmigo, que no tienen que ver con Alexis Medina, para agrandar el expediente y aumentar el morbo público y periodístico”.

Variación:

En la disposición de pago de 60 millones para Alexis Medina, 30 millones para Fernando Rosa, y 20 millones para Dolores Santana, están en la obligatoriedad de colocarse grillete electrónico para que no se sustraigan del proceso, además impedimento de salida y presentación periódica.

El juez alegó para variar la medida que pasó el tiempo de prisión preventiva y que el Ministerio Público duró mucho para presentar la acusación.