Día de la Mujer: Por qué el morado es el color de la lucha feminista

0
629

Una de las características de las manifestaciones en favor de la lucha feminista es el predominio del morado o violeta: ya sea en carteles, en ropa y demás, este tipo de eventos reivindicativos acaban creando su propia ‘ola morada’ entre los asistentes. Pero, ¿por qué se utiliza este color en especial? ¿Se usa igual en todas las partes del mundo?

La asociación del morado con el feminismo se remonta a comienzos del siglo XX y está íntimamente relacionado con las sufragistas, mujeres que se manifestaban en favor del derecho al voto. Las británicas, lideradas por la Unión Social y Política de las Mujeres, utilizaban el morado, el blanco y el verde por diseño de Emmeline Pethick-Lawrence, editora de la revista ‘Votes for Women’ e icono de la lucha feminista en el país. Formaciones como el Partido Nacional de las Mujeres en Estados Unidos (EEUU) utilizaban en vez del verde el dorado por las sufragistas de Kansas, que tenían símbolo el girasol –flor del Estado.

El morado tenía connotaciones de «realeza, lealtad y la búsqueda de libertad por parte de las mujeres», según explica Stephanie Hall en la Librería del Congreso de EEUU, donde subraya que, huelga decirlo, las sufragistas estadounidenses obviaban la asociación con la realeza. Por su parte, añade Hall, el blanco pretendía contrarrestar la narrativa de que las sufragistas eran mujeres de baja moral– motivo por el cual también asistían a las protestas con vestidos blancos.

Esta tríada particular de colores acababa con el verde, que significaba esperanza, tonalidad elegida por las feministas en varios países de Latinoamérica para reivindicar el acceso al aborto libre y legal.