Miami en la tarde: domo en Design District conduce a estacionamiento

0
63

Son alrededor de las 2:00 de la tarde cuando, bajo la lluvia, llegamos a Walt Mart, en un centro poco atractivo de la calle 163 St. NE., Miami. Aquí acudo por ser la cadena de tiendas uno de los pocos comercios donde venden ‘underwear’ femenino Hanes 100 por ciento algodón. Alexis pide al taxista esperarnos. Por el mal tiempo podría ser luego difícil conseguir auto. Al salir, un intenso aguacero mantiene a muchos clientes a la espera de que amaine. Me protejo la espalda con una funda, pasando los brazos por los agujeros. Otra funda sirve de capucha. Por despiste no compré paraguas o capa.

La próxima parada es el elegante Design District. Deambulamos por sus calles peatonales entre edificios que alojan tiendas de renombre. Apenas cae una lluvia ligera, pero sigo con la funda sobre la cabeza. Nadie me conoce. No ando de compras. Lo que busco es el domo Fly’s Eye. ‘¡Míralo ahí!’, dice Alexis. En medio de una plazoleta y frente a Hublot y Gucci, entre otras tiendas, resalta la gigantesca esfera con grandes círculos transparentes. Entro en ella. Veo una escalera: conduce hacia el estacionamiento subterráneo. Tras tomar unas fotos buscamos un histórico edificio: el Moore, data de 1921. En su piso bajo preparan un mercadillo para el día siguiente. Al retornar la lluvia a cántaros. Alexis busca en app un taxi. Hay ¡uno!

Bayside Marketplace

Pese a los aguaceros vamos a Bayside Marketplace. En la ruta por Biscayne Boulevar, ya en ‘downtown’ veo la bella Torre de la Libertad, construida en 1925 e inspirada en la Giralda de Sevilla. El agua sigue haciendo de las suyas cuando llegamos a Bayside Market. El chofer nos acerca hasta el edificio y entramos rápido, aunque en este centro de dos pisos no todo está bajo techo. Pese a la lluvia hay muchos visitantes. Me apetece tomar algo ligero, mas no donde haya mucha gente. Andamos por una terraza, resguardándome entre los parasoles de las mesas. Alexis señala la noria, desde donde puede verse el ‘dowtown’ de Miami. Pese a la tonalidad grisácea que envuelve el entorno, nos detenemos a mirar las embarcaciones atracadas en el muelle. De vuelta al interior del centro comercial, mientras en un pasillo saboreo un helado, Alexis entra a U.S. Polo Assn. a comprar unas camisas. Al final, y ante los chaparrones, en una tienda de souvenirs compro un paraguas barato.

Atracción

Según dicen, Bayside Marketplace, junto a la Bahía de Biscayne, es la atracción más visitada de Miami. Es que en este centro abundan locales comerciales de todo tipo, para comer, comprar, divertirse.