Interpol arresta a 216 traficantes de personas en Latinoamérica

0
35

Una operación internacional contra el tráfico de inmigrantes finalizó con el arresto de 216 traficantes de seres humanos y el rescate 127 víctimas de trabajo esclavo y explotación sexual, muchos de ellos menores, informó este viernes Interpol.

La operación Turquesa III, liderada por Interpol y apoyada por la Agencia Caribeña de Implementación para el Crimen y la Seguridad (IMPACS), ha permitido además la identificación de más de 10,000 inmigrantes irregulares de 61 países diferentes, entre el 29 de noviembre y 3 de diciembre.

Para llevar a cabo sus investigaciones, las autoridades de los países participantes hicieron más de 65,000 comprobaciones con la base de datos de Interpol en puntos de control aéreos, terrestres y fronterizos.

En El Salvador fueron arrestados 14 sospechosos de traficar con inmigrantes, a los que cobraban entre 8,000 y 12,000 dólares para llegar hasta Estados Unidos.

En Ecuador, se procedió a la detención de 16 ciudadanos ecuatorianos y venezolanos, sospechosos de pertenecer a la mafia del “Tren de Aragua”, que trabaja con un grupo armado en Colombia con el objetivo de transportar inmigrantes haitianos.

También en Brasil sus autoridades capturaron a cinco miembros de un grupo criminal que traficaba con haitianos, a los que transportaban de Brasil a Bolivia.

En Chile, el hallazgo de un cuerpo sin vida de un venezolano junto a la frontera con Bolivia condujo al descubrimiento de un corredor destinado para inmigrantes de Venezuela.

Respecto a los menores víctimas de trabajo esclavo y explotación sexual, Interpol comunicó que en Bogotá se desmanteló una organización de trata de menores conocida como “Casa Inglesa”. Los niños eran captados en Venezuela y se les llevaba a Colombia, como paso previo para enviarlos a Ecuador.

En El Salvador, 27 personas fueron detenidas por las sospechas de su implicación en abusos contra menores y explotación laboral.

En Belize, fueron identificadas 11 posibles víctimas de trata, en las que se incluía a una madre hondureña y sus tres hijos.

En la operación participaron varios más de una veintena de países latinoamericanos y caribeños, a los que se sumaron Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Marruecos, Portugal y España.