Sector turismo compra más de RD$2,000 millones a ganaderos dominicanos

0
32

El sector turismo de la República Dominicana tiene un gran potencial para adquirir los productos de la ganadería del país.

La industria sin chimeneas compró RD$2,000 millones en carne de res durante el 2018, de acuerdo a las declaraciones de Osmar Benítez, presidente de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD).

“El sector turismo compra más de RD$2,000 millones (año 2018) en productos del sector ganadero de la República Dominicana. Es un sector que ha estado rezagado por la pandemia, pero ya el sector turístico se ha venido recuperando; ahora en el mes de octubre se estableció un récord de turistas recibidos”, expuso.

Benítez habló al encabezar Diálogo Agroempresarial con tema “La Ganadería 5G.E3: una visión innovadora de la ganadería nacional”, donde agregó que en el 2018 el sector turismo representó 875 millones de dólares en compras de productos alimenticios, tabacos y bebidas producidos en la República Dominicana.

Asimismo, adelantó que entre la Junta Agroempresarial Dominicana y la Asociación Nacional de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores) están haciendo el levantamiento para obtener los datos de los años 2019 y 2020.

De su lado, Manuel Morillo, director de compras del Grupo CCN, participó en el encuentro y señaló que a septiembre de este año, el Centro Cuesta Nacional importó aproximadamente un millón de kilos de carnes

“Eso demuestra que hay un mercado que quiere una carne de mejor calidad, que necesita una mejor carne y una gente que está dispuesto a pagarla”, expresó Morillo.

El ejecutivo del Grupo CCN dijo que en el país hay un mercado muy versátil como el hotelero, que demanda carne de calidad.

“Aquí hay grandes oportunidades y podemos hacer un trabajo maravilloso y todo producido en la República Dominicana. Hay un mercado esperando por este producto”, explicó Morillo y, al mismo tiempo, dijo que el Grupo CCN incursiona en la raza Brangus, producto de la necesidad que nace en el mercado dominicano de tener carne de calidad.

En medio del Diálogo Agroempresarial, Benítez dijo que, atendiendo los datos del Precenso Nacional Agropecuario, llevado a cabo por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) y el Ministerio de Agricultura en el año 2015, en la República Dominicana, hay 47,916 unidades productivas (fincas) dedicadas principalmente a la crianza de ganado vacuno.

De acuerdo a datos suministrados por las autoridades agropecuarias, la ganadería vacuna, encadenada a los centros de acopio y a los procesadores lácteos, genera más de 300,000 empleos directos e indirectos a la economía nacional.

“El valor de la ganadería dominicana está por encima de los 32,000 millones de pesos, medidos en animales; o sea, eso no mide las fincas ni sus inversiones que tienen en infraestructuras”, indicó.

Osmar Benítez citó datos del Banco Central de la República Dominicana (BCRD) que indican que, en los últimos cinco años, la producción nacional promedio de leche fue de 842,058,000 de litros de leche por año, con un valor estimado anual de 15,249 millones de pesos.

Añadió que, en los últimos cinco años, el valor de la producción promedio anual de ganado de carne y de leche, fue de 44,128 millones de pesos.

Desafíos

Los productores que participaron en el Diálogo Agroempresarial indicaron que dentro de los desafíos que tiene la ganadería dominicana están: costos, abaratar costos en los laboratorios e impulsar que la tecnología avance; tener un sistema cooperativo, capacitación y sanidad, entre otros.

“Para ser exitoso se requiere volumen y el volumen lo logramos a través de la integración, cooperativismo o a través de inversiones grandes como lo hay aquí, empresas que producen más de 1,500 de litros de leches diarios y el costo se diluye básicamente dentro de ese programa”, expresó José Mallen Santos, de Laboratorio Mallen.

Mallen aseguró que la sanidad es importante para desarrollar un programa de embriones y para tener un sector más saludable.

Varios productores abogaron porque en el país se clasifiquen las carnes, se pague por calidad y no por cantidad y porque los mataderos sean certificados.

“El año pasado nosotros importamos 78 millones de dólares en carne premium porque no se produce aquí. Si nosotros producimos la demanda del sector turístico, inmediatamente nosotros estamos exportando”, indicó Mallen.