Fuegos artificiales y euforia por victoria electoral de clérigo chií en Irak

0
22

Cientos de personas celebraron este lunes con fuegos artificiales y cánticos la victoria del influyente clérigo chií Muqtada al Sadr en las elecciones parlamentarias de Irak, en las que, según los resultados preliminares, la formación política que apadrina obtuvo una amplia mayoría de escaños respecto a sus competidores.

Una multitud de seguidores del clérigo abarrotaron la céntrica plaza Tahrir de Bagdad, donde corearon consignas a favor del clérigo, alzaron pancartas con su fotografía y lanzaron fuegos artificiales de color verde y rojo, los de la insignia de su partido.

“¡Daría mi alma por Muqtada!”, dijo a Efe Mohamed Abdelmahdi, un seguidor de 28 años que portaba una enorme bandera del religioso, una figura muy popular entre las clases chiíes más empobrecidas de Irak que participó activamente en la lucha contra la ocupación norteamericana del país desde 2003.

El joven, rodeado por una multitud que coreaba el nombre de Al Sadr sin cesar, aseguró que el clérigo ‘lo hará todo por el país’.

Convoyes de las fuerzas de seguridad que precintaban Tahrir se retiraron de la plaza para dar paso a la multitudinaria celebración y animaron a los presentes, a quienes hicieron incluso el signo de la victoria.

“Muqtada representa la perfección, es nuestro padre, la mano derecha de Irak que luchó contra Estados Unidos y el líder de los pobres”, dijo a Efe desde la concentración otro de sus seguidores, Safaa, de 30 años.

Muchos de los presentes también portaron pósters del padre de Al Sadr, que fue asesinado junto a sus hijos por los hombres del dictador suní Sadam Husein, quien consideraba una amenaza a su liderazgo la creciente influencia de esta familia de religiosos.

La victoria de Al Sadr fue anunciada por el propio clérigo en un discurso televisado en el que pidió a sus seguidores que salieran a las calles para conmemorar este hito ‘sin armas’, ya que en Irak es habitual disparar al aire durante las celebraciones.

Durante su discurso, aseguró que el éxito de su bloque en las elecciones es una victoria “contra la corrupción, el terrorismo, la normalización (con Israel), las milicias, la pobreza y la injusticia”.

Una fuente del Bloque Sadrista que pidió no ser identificada aseguró a Efe que la formación del clérigo obtuvo alrededor de 73 o 75 escaños y los resultados provisionales publicados por la agencia de noticias estatal iraquí, INA, y por varios medios le otorgaban 73 de los 329 asientos del Parlamento.

Estos datos suponen una amplia diferencia respecto a los 54 que obtuvo en las elecciones de 2018 y que le valieron para ser la formación más votada.