Reclamo de Abinader en la ONU sobre Haití genera reacciones de respaldo

0
30

La reiterada frase “no hay, ni habrá jamás una solución dominicana a la crisis de Haíti”, generó un impacto positivo en los dominicanos que esperaban que el presidente Luis Abinader le reprochara a la comunidad internacional su abandono al país más empobrecido de América.

Los hermanos Castillo Semán fueron de los primeros en emitir un comentario en la red social Twitter sobre el discurso del primer mandatario ante la 76ava Asamblea General de las Naciones Unidas.

“Como dominicano, y amigo Luis Abinader, le transmito emocionado mis felicitaciones por la valiente posición asumida ante ONU con respecto al tema haitiano. Clara firme y contundente’’, acotó Vinicio Castillo Semán.

De su lado, Pelegrín Castillo resaltó como puntos importantes del discurso que el Abinader instó a la Comunidad Internacional a emprender acciones más allá de las ayudas humanitarias en el país: ‘’Debe avanzar al rescate y reconstrucción Haití, después de eliminar violencia imperante’’.

La vicepresidenta Raquel Peña también comentó sobre el discurso. “Felicidades presidente,

@luisabinader, por presentar ante las Naciones Unidas con firmeza nuestra postura como país”, escribió.

Ciudadanos que comentaron la transmisión en vivo de la participación del presidente dominicano ante la Asamblea ponderaron su reiteración de que República Dominica no es el país que puede llevar la solución a los problemas que atraviesa Haití.

‘’Excelente intervención, sobre todo el punto del problema migratorio que nos ha colocado a través de la historia en estado de vulnerabilidad por amenaza permanente a nuestra paz’’, opinó Solangel Hernández, abogada especialista en derecho migratorio y consular.

‘’Fue responsable, ecuánime y correspondida con el respeto y la solidaridad con el vecino país’’, dijo Pedro Cruz Pérez, quien se define en la red social como educador, político y miembro de la Dirección Ejecutiva de la Fuerza del Pueblo.

‘’Discurso corto y conciso, pero directo, firme y apropiado. Luis Abinader habló como un primer mandatario de verdad en las Naciones Unidas. Muy bien presidente de República Dominicana’’, expresó el destacado periodista Enrique Rojas de ESPN.

Así como muchos felicitaron el discurso, otros ciudadanos consideraron que además de enrostrar el problema haitiano, la gestión de Luis Abinader debería ser diligente en la implementación de medidas para evitar la entrada ilegal haitianos.

‘’Pero dónde está la voluntad de sacar a los invasores, no la veo, solo son palabras. Necesitamos en verdad acción no promesas, frontera cerrada, deportar a todos los ilegales y parturientas, no más injerencia de la ONU necesitamos protección a nuestros ciudadadanos’’, reprochó Alberto La Hoz.

Lionel Correa señaló que otros mandatarios se han referido al tema haitiano con la misma fuerza, sin que esto significara un cambio.

‘’Hipólito dijo lo mismo, también Danilo, nada cambia, tampoco ahora pasará. Ese cambio tiene que hacerlo usted junto al pueblo, comience a deportar 1,000 haitianos todos los días y usted verá como la Comunidad Internacional despierta. Suspenda la asistencia médica para partos también’’.

Francisco Ramírez, otro usuario, de Twitter, opinó de forma similar. “Lamentablemente, ese discurso del presidente se va a quedar en el baúl de los reclamos de los presidentes dominicanos con respecto a la situación política, económica y humanitaria de Haití en la ONU que nunca van a responder”.

Abinader en NY

El presidente de la República, Luis Abinader, reclamó la noche de este miércoles a los países que conforman la Organización de las Naciones Unidas (ONU) asumir “de manera urgente” la crisis que atraviesa Haití, debido a que esa nación no está en condiciones de salir adelante sola y tampoco la República Dominicana puede continuar llevando esa carga.

Más temprano, con sus homólogos de Panamá y Costa Rica firmó un acuerdo para, junto a otros organismos como las Naciones Unidas y la Unión Europea, buscar soluciones inmediatas y con el respeto a los derechos humanos a la crisis que padece Haití.

Los gobernantes instruyeron a sus cancilleres para juntar propuestas a fin de superar la crisis de Haití, una de las naciones más pobres de Occidente.

El discurso del presidente Abinader en el marco de la Asamblea General de la ONU, pereció más optimista que el de su secretario general, quien describió un panorama apocalíptico: preocupante cambio climático, falta de solidaridad, profundización de la pobreza y la desigualdad.