Escuelas de Higüey trabajan para aplicar protocolo contra el COVID-19 en las aulas

0
31

Los centros educativos de Higüey, provincia La Altagracia, que iniciaron docencia este lunes 20 de septiembre están enfocados en cumplir el protocolo sanitario contra el COVID-19, según los ministerios de Educación y Salud Pública.

La directora de la escuela primaria Cándido Eligio Guerrero, Loida Santana, dijo este miércoles que hasta el momento en ese centro educativo ha asistido el 85% de su matrícula estudiantil y que trabajan para aplicar el protocolo establecido por las autoridades de Educación.

Afirmó que el primer día les fue imposible establecer el distanciamiento en las aulas porque éstas se llenaron de estudiantes.

“Los cursos estaban llenos, normal, como cuando no hay COVID-19 y el segundo día fue lo mismo”, aseveró.

Reveló que ese centro cuenta con 960 estudiantes y 40 por aula, lo que impide que se pueda garantizar las indicaciones del distanciamiento.

Explicó que esa situación no se repetirá nueva vez, porque tienen la instrucción de dividirlos en dos grupos, del uno al 20 y del 20 al 40.

Expuso que el director del Distrito Educativo 12-01, Ambiorix Bastardo, les dio algunas opciones y dijo que la van a analizar, ya sea que un grupo vaya dos días a la semana o que se trabaje dos tantas, de modo que los niños no vayan todos el mismo día.

Apuntó que se mantuvieron en constante supervisión en relación al uso de las mascarillas, pero que todos los alumnos las llevaron puestas.

Comentó que el Ministerio de Educación le suministro desinfectantes (jabón, alcohol, manitas limpias, mascarillas), pero que también el centro compró insumos para cualquier eventualidad.

Asimismo, argumentó que no tienen maestros de áreas y les faltan 15 docentes titulares y que buscan alternativas para cubrir esos puestos.

En otro tenor, manifestó que hoy, tercer día, se vieron obligados a suspender las clases porque se presentó un problema sanitario muy fuerte y los baños están llenos de materia fecal, pues, todas las tuberías están dañadas.

Exteriorizó que explotaron algunos tubos, llenaron los tinacos de agua, pero se vaciaron de una vez, por lo que, no tienen agua y no pueden garantizar la desinfección e higiene del centro.

En paralelo, Marta Rodríguez, directora del Liceo Norma Elena Poueriet, expuso que están aplicando el protocolo del COVID-19 desde el inicio del año escolar.

Manifestó que el uso de la mascarilla y la desinfección de las manos con alcohol en la puerta de entrada es obligatorio.

Indicó que el liceo cuenta con una matrícula de 662 alumnos, pero que hasta el momento tienen una baja asistencia de éstos.

Argumentó que el proceso del distanciamiento no se llevó a cabo por la baja asistencia de los estudiantes a ese centro durante estos días, pero que en la semana próxima lo estarán organizando por apellidos.

Añadió que el centro tiene dos tandas, una matutina y otra vespertina y que estarán cubriendo las horas, pero en grupo.

“Un grupo irá lunes y miércoles y otro martes y jueves para mantener el distanciamiento en las aulas”, exteriorizó.

Citó que al ser un centro de secundaria los estudiantes son de más edad, que comprenden, lo que ha facilitado que ellos mantengan el uso del cubreboca en estos tres días de clase.

En relación al control e higiene en los baños, reveló que tienen un personal que no permite más de tres personas dentro de éstos para mantenerlos higienizados lo más posible.