¿Conoce usted las secuelas raras del Covid?

0
30

Si usted creía que lo sabía todo con respecto al Covid, LISTÍN DIARIO lamenta decirle que no es así. Hay secuelas raras que han sorprendido hasta a la misma ciencia. Tal vez no crea que a Milagros el virus le heredó una resequedad incómoda en la boca, una especie de zanja en la frente y la cara hinchada, como si tuviera papera.

Pero eso no es nada. A Grecia le tumbó casi todo el pelo, le dejó unos ojos con mucha resequedad y le afectó el olfato, ya lo que huele no es lo que debería. A este último efecto, la cirujana-otorrrino, Mabel Quéliz le llama parosmia, un término que se refiere a la distorsión del sentido del olfato. Para que se entienda, ella pone un ejemplo: “Son pacientes que después de haber perdido el olfato con el Covid, se quedan que si hay un olor a café, a ellos les huele a humo, podríamos decir”.

Con esta secuela ella ha atendido a varias personas.

El dermatólogo venezolano, Rubén Rodríguez también da testimonio de las secuelas raras. Ha atendido pacientes con problemas serios de caída del cabello después del padecer Covid. “De hecho, es más frecuente de lo que imaginamos. Algunos experimentan caída importante y deben ser sometidos a tratamientos fuertes. Lo mismo ocurre con la piel. He visto a mucha gente con dermatitis y problemas más graves, producto del coronavirus”.

Pero hay otras herencias graves. El virus deja con los dientes flojos a más de uno. Milagros vivió esta experiencia. Durante su padecimiento
sentía una presión fuerte en su dentadura. Después de su prueba salir con resultados negativos, notó que sus dientes se habían aflojado.

Los odontólogos Lewis Herrera e Ydalí Rodríguez lo confirman. El coronavirus puede hacer presión al punto de provocar que los dientes se flojen, y si están muy débiles, pueden hasta atrofiarse algunas piezas.

Testimonios
“Cuando a mí me dio Covid, yo sentía que se me querían romper todos los dientes. Era algo inexplicable, es más, creo que unas piezas que se me quebraron ha sido por eso. Nadie se imagina todo lo que ese virus me ha dejado como secuela”, cuenta Milagros, a quien le molesta mucho tener
ahora el síndrome seco o síndrome de Sjögren.

Lo de Grecia ha sido traumático. “Tú sabes lo grande que es después de tú tener una cabellera como la que yo tenía, tener este puñito de cabello. Ese Covid está dejando cosas que la gente ni se imagina”, lo dice muy preocupada porque no sabe qué podría dejarle a su mamá que ahora está infectada con el virus.

“Eso no es cosa de que después del Covid me duelen las rodillas o las articulaciones, me fallan los pulmones, el corazón…, son cosas raras que está dejando ese virus. Yo ya ni sé a qué huelen las cosas, estoy tratándome eso. Puedo oler, pero no distinguir lo que huelo”, dice Felipe Abreu sobre lo que heredó del coronavirus.

Investigación
En un estudio desarrollado en Oxford se estableció que, alrededor de un tercio de los pacientes que examinaron tenían formas más o menos leves de depresión. La explicación la atribuyen a que estos pacientes tuvieron que soportar un largo aislamiento, además, del miedo y la frustración pueden agravar el bienestar emocional de estas personas.

El caso de Sofía se ajusta a esta parte. Después que le dio Covid está pasando por un momento muy difícil. Se deprime y hasta el trabajo estuvo a punto de dejarlo porque no tiene deseos de nada.

“Gracias a que tengo familia y que estoy en manos de profesionales, pero nunca había sentido algo así. Esto es muy peligroso, pero muy”, puntualiza la joven que padece una de las secuelas del virus.