Episiotomía en el parto: ¿Cuándo debe hacerse y cuándo no?

0
23

La episiotomía durante el parto es un proceso que se caracteriza por una pequeña incisión en el periné de la mujer. Se realiza como proceso rutinario en el momento final del trabajo de parto. Pero, en varias ocasiones, son muchas las mujeres que deciden que no se la realicen.

Este procedimiento se realiza con el fin de ensanchar la apertura vaginal y facilitar la salida del bebé, así como también se hace para evitar desgarros propios del parto natural. Es una práctica muy utilizada por los profesionales, pero resulta muy molesta para las mujeres, ya que requiere de puntos de sutura.

La cicatriz que deja la episiotomía no solo provoca dolor durante el post parto, sino que también, suele generar dificultades en la mujer para mantener relaciones sexuales. Por otro lado, también puede producir la atrofia de los músculos internos de la vagina y afectar su funcionalidad.

Existen casos en los cuales la episiotomía es necesaria, sobre todo, cuando el tamaño del bebé es demasiado grande y puede producir un desgarro severo en la madre. Los especialistas indican que cuando el bebé tiene dificultades para salir, es necesario recurrir a esta técnica para evitar complicaciones graves.