Los efectos de la migración quedan marginados en el debate electoral mexicano

0
54

El impacto del fenómeno migratorio apenas ha sido mencionado en la campaña de las elecciones de este domingo en México pese a ser uno de los grandes temas de preocupación para la ciudadanía, sobre todo en la frontera de Tijuana (Baja California).

No en vano la afluencia de miles de migrantes desesperados afecta de una u otra forma a todas las poblaciones fronterizas y más aún cuando se mantiene el cierre de la frontera norte con Estados Unidos por la pandemia.

La contienda electoral por el cargo de gobernador de Baja California se desarrolla, de esta forma, con el trasfondo de esos dos temas pero al margen del debate político.

El poco interés de los candidatos sobre los efectos de la migración ha generado molestia entre los activistas como José María García, director del albergue Juventud 2000.

“Se ve que no hay un interés muy específico hacia la comunidad migrante”, afirmó el activista.

García agregó que es importante que los candidatos observen el fenómeno migratorio porque muchos mexicanos se mudan a Tijuana para tratar de cruzar a Estados Unidos por la violencia que les obliga al desplazamiento forzado.

Lauda López, una ama de casa tijuanense, explicó a Efe que es evidente que los gobiernos no han hecho nada respecto al fenómeno migratorio ni tampoco percibe que los candidatos lo incluyan entre sus prioridades.

“Evidentemente no han hecho nada, de lo contrario los migrantes sin techo no estarían en carpas en la calle, comiendo de la basura”, afirmó.

Violencia e inseguridad
La violencia y la inseguridad sí es parte del debate de los candidatos a puestos municipales o estatales después de haberse registrado en Tijuana de enero a abril 658 homicidios dolosos, 60 homicidios culposos y cuatro feminicidios.

En mayo se contabilizaron más de 150 muertos.

Los problemas de la inseguridad son palpables en la zona turística como la avenida Revolución y el Centro Histórico de Tijuana, a lo que suman las personas sin hogar y la sucesión de robos.

“Nadie quiere salir a divertirse y correr el riesgo de que le pase algo, hay muchas personas que vienen solas pero otras vienen con sus familias, además las calles sucias se ven muy sucias”, explicó Carolina Rodríguez, encargada de un restaurante de mariscos.

La posible baja participación en las urnas es otro factor de preocupación ya que tradicionalmente Baja California es uno de los estados con mayor abstención, según el Instituto Nacional Electoral (INE).

Para las elecciones del 6 de junio, la pandemia será otro factor que ahuyente a los votantes por lo que se estima que se mantendrán las bajas cifras de participación electoral.

De acuerdo a la Secretaría de Salud del Estado en Baja California se han registrado 48,499 personas contagiadas y 8.118 fallecidas por el virus. De una población de 3.7 millones de personas en Baja California, ya se han vacunado un total de 824,000.

En este territorio, el domingo están en juego las candidaturas de los seis principales municipios, Tijuana, Mexicali, Tecate, Ensenada, Playas de Rosarito y San Quintín, además de diputaciones federales y locales, así como el cargo de gobernador.

Los candidatos a gobernador son: Marina del Pilar Ávila Olmeda, por la coalición Juntos Haremos Historia de Morena, Partido del Trabajo y Verde Ecologista; la ex Miss Universo Guadalupe Jones Garay, de Va X Baja California de PRI, PAN y PRD.

También están en la contienda Victoria Bentley del Partido Redes Sociales Progresistas, el prioritario de Grupo Caliente, Jorge Hank Rhon por el Partido Encuentro Solidario (PES), Carlos Atilano Peña, por el Partido de Baja California (PBC), Francisco Alcibíades García de Movimiento Ciudadano y Jorge Ojeda de Fuerza por México.