Jueza de EEUU desestima demanda de empleados que no querían vacunarse

0
28

Más de 150 empleados de un sistema hospitalario de Houston que se negaron a recibir una vacuna COVID-19 fueron despedidos o renunciaron luego de que un juez desestimó una demanda de empleados por el requisito de la vacuna.

Un portavoz del sistema del Hospital Metodista de Houston dijo que 153 empleados renunciaron en el período de suspensión de dos semanas o fueron despedidos el martes.

A principios de este mes, un juez federal desestimó la demanda presentada por 117 empleados sobre el requisito.

El caso sobre hasta dónde pueden llegar las instituciones de atención médica para proteger a los pacientes y a otras personas contra el coronavirus ha sido seguido de cerca. Se cree que es el primero de su tipo en los EE. UU. Pero no será el final del debate.

En el fallo del 12 de junio, la jueza federal de distrito Lynn Hughes de Houston consideró que la afirmación de la demandante principal Jennifer Bridges de que las vacunas son “experimentales y peligrosas” es falsa y, por lo demás, irrelevante.

También descubrió que comparar el requisito de vacunación con la experimentación médica forzada de los nazis en los cautivos de los campos de concentración durante el Holocausto era “reprensible”.

El juez dijo que si a los empleados del sistema hospitalario no les gustaba el requisito, podían ir a trabajar a otra parte.

Los trabajadores del hospital que presentaron la demanda ya apelaron la sentencia del juez ante la Corte de Apelaciones del 5º Circuito de EE. UU.

El sistema hospitalario había requerido que los empleados completaran sus vacunas antes del 7 de junio. Después de eso, 178 empleados fueron suspendidos por dos semanas sin paga por no cumplir.