El problema de los niños migrantes en la frontera

0
55

El gobierno de Estados Unidos ordenó el sábado a la agencia de emergencias FEMA ayudar con el cre­ciente número de niños mi­grantes que están cruzan­do la frontera con México, ante la saturación de las instalaciones de atención.

El secretario de Seguri­dad Nacional, Alejandro Mayorkas, pidió a la Agen­cia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) que apoye los esfuerzos pa­ra albergar temporalmente a miles de niños que cruza­ron solos la frontera sur, en medio de críticas de que las autoridades los retuvieron durante largos períodos en instalaciones abarrotadas.

El Departamento de Sa­lud y Servicios Humanos (HHS) tiene actualmen­te a su cargo a unos 8,800 niños migrantes y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) otros centenares más. Mientras que cada día se producen nuevas llegadas.

Solo en febrero, la CBP detuvo a 9,457 niños mi­grantes no acompañados en la frontera sur. Sus instala­ciones están superpobladas y las autoridades se ven do­blemente desafiadas por las restricciones relacionadas con el covid-19.

El Departamento de Se­guridad Nacional dijo en un comunicado que la FEMA sería parte de un esfuerzo de 90 días para garantizar que los niños estén alberga­dos de manera segura y que sean entregados a personas que los cuidarán, general­mente familiares que ya vi­ven en Estados Unidos.

“El gobierno federal es­tá respondiendo a la llega­da de un número récord de personas, incluidos niños no acompañados, a la fron­tera suroeste”, dijo el de­partamento.

“Desde abril de 2020, el número de encuentros en la frontera ha aumentado debido a la violencia conti­nua, los desastres naturales, la inseguridad alimentaria y la pobreza en los países del Triángulo Norte de América Central”.

Creciente presión
El gobierno del presiden­te Joe Biden enfrenta una creciente presión de los mi­grantes, aparentemente alentados a intentar ingre­sar a Estados Unidos por el rechazo del nuevo mandata­rio a la política de “toleran­cia cero” de su predecesor Donald Trump hacia los in­migrantes indocumentados.

Si bien los adultos y las fa­milias migrantes continúan siendo enviados de regreso a México cuando son cap­turados, los niños no acom­pañados reciben ayuda para reubicarse con parientes es­tadounidenses.

“Nuestro objetivo es ase­gurar que los niños no acompañados sean transfe­ridos al HHS lo más rápido posible, de acuerdo con los requisitos legales y en el me­jor interés de ellos”, dijo Ma­yorkas en un comunicado.

Durante los próximos tres meses, la FEMA apoyará el esfuerzo del gobierno para recibir, hospedar y transfe­rir de forma segura a meno­res que llegan sin un padre u otro adulto a la frontera su­roeste de Estados Unidos, informó el secretario de Se­guridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Los números oficiales muestran que aumenta la crisis en la frontera confor­me cientos de menores en­tran todos los días sin auto­rización a Estados Unidos desde México y son deteni­dos. El Departamento de Seguridad Nacional deberá procesar y transferir a me­nores no acompañados al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) en cuestión de tres días pa­ra que puedan ser entrega­dos a un padre que ya vive en Estados Unidos o un tu­tor adecuado hasta que se resuelvan sus casos migra­torios.

Sin embargo, más niños están detenidos más tiempo en instalaciones de la Patru­lla Fronteriza que no fueron diseñadas con su cuidado en mente porque los albergues para plazos largos operados por el HHS prácticamen­te no tienen capacidad para recibirlos. Los menores son aprehendidos todos los días a mayores tasas de las que el HHS puede enviarlos a pa­dres o tutores.

Mayorkas dijo que la FE­MA trabaja con el HHS para “analizar todas las opciones disponibles para rápida­mente expandir la capaci­dad física para albergues apropiados”.

“Nuestro objetivo es ase­gurar que los niños no acom­pañados sean transferidos al HHS lo más rápido posible, de acuerdo con los requeri­mientos legales y en bene­ficio de los niños”, dijo Ma­yorkas.

Fin de política
Biden puso fin a la prácti­ca del gobierno de Donald Trump de deportar a niños inmigrantes que cruzan so­los la frontera, pero mantu­vo las deportaciones de las familias inmigrantes y adul­tos solos.

Aunque su gobierno ha intentado desalentar a inmi­grantes de entrar a Estados Unidos, muchos consideran que tienen más oportunidad ahora que Biden es presiden­te. También ha habido cada vez más reportes de padres que envían a sus hijos a cru­zar la frontera solos mientras ellos se quedan en México o Centroamérica.

Transferencia.
“Nuestro objetivo es asegurar que los niños no acompañados sean transferidos al Sakud y Servicios Humanos -HHS- lo más rápido po­sible, de acuerdo con los requisitos legales y en el mejor interés de ellos”, dijo Alejandro Mayorkas en un comunicado.

Barack Obama.
Durante una llegada récord de menores no acompañados en 2014, el gobierno de Barack Obama también acu­dió a la FEMA para que le ayudara a coordinar la respuesta federal. Du­rante esa crisis, la FEMA ayudó a montar alber­gues temporales y esta­ciones de procesamiento en bases militares.