Carlos Sánchez recomienda al Ministerio de Cultura promover presentaciones artísticas en los parques

0
142

El próximo 27 de este mes, el humorista Carlos Sánchez retoma la escena. En esta ocasión, lo hará a través de la plataforma digital www.veoenvivo.com, desde la cual, a partir de las 7:00 p.m., sus seguidores podrán disfrutar del espectáculo “A ver si me acuerdo”.

El cierre de los salones de espectáculos impide que haga una actuación masiva, debido a la pandemia del coronavirus. Es por eso que contará con la presencia de un grupo de personas que contribuirá a darle vida al especial del stand up comedy que tendrá una hora de duración.

Sobre este nuevo trabajo artístico, Carlos Sánchez expresó que los que adquieran sus boletas podrán disfrutar del mismo más allá del 27 de marzo, porque estará disponible en retransmisiones.

“A ver si me acuerdo es un show que hice a finales de octubre, cuando la economía comenzó a abrirse en medio de la pandemia. Tenía ocho meses en mi casa sin hacer comedia y en esa ocasión me hice la pregunta vamos a ver si me acuerdo, porque cuando uno de sube al escenario se corre el riesgo de que uno se oxide. De ahí el nombre”.

El público podrá disfrutar de chistes sobre la pandemia. Las reuniones a través de las plataformas digitales, mascarillas, clases virtuales y las elecciones presidenciales son algunos de los temas que marcaran su espectáculo de humor.

“No habrá invitado. Es un show que se hará con un público reducido para tener la interacción; vamos a tener a unas 50 personas con el debido distanciamiento. Las taquillas solo están disponibles para verlo por internet, no presencial. El costo para el acceso virtual es de 10 dólares”, recalcó.

En perspectiva
Carlos Sánchez consideró que luego de año de la pandemia provocada por la COVID-19, el escenario para los artistas ha sido muy duro.

“Para todo el que se presenta frente a un público el año de la pandemia ha sido muy duro para los artistas, músicos, cantantes, humoristas. Definitivamente el público es nuestra gasolina, nuestro principal alimento… Todo el que desarrolla un trabajo en la escena se la ha visto fea”, recordó.

Además de la zona gris, reconoció que el momento también ha sacado el instinto de supervivencia, situación por la que, en su caso, debió hacer varias presentaciones por Zoom para empresas.

“Los primeros shows que hice me deprimía tan pronto apagaba la cámara…me ponía muy triste, pero luego no tuve otra opción que acostumbrarme a la ausencia del público”, señaló.

Ante la reapertura, luego de que las autoridades sanitarias así lo establezcan, los artistas deberán hacer un gran esfuerzo para lograr convencer a patrocinadores que antes del virus respaldaban con sus patrocinios las iniciativas de productores y protagonistas del espectáculo.

Carlos Sánchez consideró que ante la situación por la que atraviesan, el Ministerio de Cultura debe acompañar a los artistas que no cuentan con una exposición tan popular.

“Pienso que Cultura debería trabajar de abajo hacia arriba. Tenemos a muchos actores, bailarines clásicos, protagonistas de la escena que no son tan comerciales, porque en mi caso tengo la dicha con las marcas que se anuncian con uno, pero eso no ocurre con otros sectores. No soy amigo de los subsidios, pero a la gente hay que darle ciertas facilidades para que hagan cosas”, dijo.

Además agregó: “Por ejemplo, se ha demostrado que (al) hacer presentaciones al aire libre el contagio es mínimo; entonces si disponemos de esa información, el Gobierno debe instalar tarimas en los parques para la presentación de artistas, con el debido protocolo. Nuestros artistas tendrían trabajo”.

Felipe Polanco
Hace varias semanas, el destacado humorista y productor Felipe Polanco se quejó de que Carlos Sánchez había utilizado la frase “E’que somo así”, contenida en su libro, sin su consentimiento en un comercial. La situación provocó diversos comentarios en las redes sociales.

Al referirse el tema, Carlos Sánchez aclaró que el guion lo escribió una agencia publicitaria y se limitó a leer un texto que se le entregó para dicho comercial.

“A uno lo contratan para agregarle tu gracia, o hacer una sugerencia, pero el trabajo creativo fue de una agencia publicitaria…todo el que trabaja en esto sabe que esos libretos, institucionales y corporativos, tienen que pasar por una agencia publicitaria; es decir, el talento no es la persona a la que se debe atacar. Lo segundo es, y para disculpar a la agencia, entiendo que se parece mucho al libro de Felipe, pero si tú le dices a cualquier creativo que haga una lista de frases dominicanas (eso fue lo que hicimos), al final todos vamos a terminar con una lista parecida”, dijo.

Además explicó: “Y es que no hay muchas vueltas, porque la gente habla así y punto. Si tú vas a decir todas las palabras extrañas que usa el dominicano y colocas a diez creativos, los diez van a terminar con un libreto parecido…que se parece sí, pero es normal”.

El humorista afirmó que siente mucho respeto por Felipe Polanco y que jamás se prestaría a utilizar las rutinas que este ofrece en sus presentaciones.

“Boruga nunca me pasó por la cabeza durante todo ese proceso: lo digo con toda sinceridad. Voy a disculpar a Felipe ahora, a quien entiendo que en un momento se haya molestado, porque a lo mejor me sucede a mí y… se parece mucho a lo mío, pero debo decirte que cuando se armó el lío en los medios, ya Felipe y yo habíamos hablado sobre el tema. La verdad que me dio mucha pena porque mucha gente insinúo que estaba buscando sonido, siendo una mentira porque el no quiso referirse más a ese tema. Felipe y yo nos conocemos y existe un mutuo respeto”, comentó.