Varias naciones acuden a ayudar a islas devastadas por Irma

Electrical company employees work to clear a road blocked by trees felled by Hurricane Irma, in Sanchez, Dominican Republic, Thursday, Sept. 7, 2017. Irma cut a path of devastation across the northern Caribbean, leaving thousands homeless after destroying buildings and uprooting trees. Irma flooded parts of the Dominican Republic when it roared by, just off the northern coast of the island it shares with Haiti. (AP Photo/Tatiana Fernandez)

Empleados de una compañía eléctrica en Sánchez, quitan escombros de una vía tras el paso del huracán Irma. (AP Photo/Tatiana Fernandez)

Buques de guerra y aviones fueron enviados con alimentos, agua y tropas después de que la temible Irma categoría 5 desbarató casas, escuelas y caminos.

PUERTO PRÍNCIPE, Haití — Rescatistas franceses, británicos y holandeses acudieron el jueves al socorro de varias islas del Caribe donde el huracán Irma dejó al menos 11 muertos y miles de personas sin techo, en una trayectoria que presagia una catástrofe para Florida.Buques de guerra y aviones fueron enviados con alimentos, agua y tropas después de que la temible tormenta categoría 5 desbarató casas, escuelas y caminos en algunos de los destinos turísticos más hermosos y exclusivos del mundo.

Cientos de kilómetros hacia el oeste, Florida se preparaba para la acometida, donde Irma podría azotar el área metropolitana de Miami, donde viven 6 millones de personas, para luego castigar toda la costa del estado en el Atlántico y avanzar hacia Georgia y Carolina del Sur.

Se ordenó la evacuación de más de medio millón de personas en el condado Miami-Dade a medida que Irma se acercaba con vientos de 281 kilómetros (175 millas) por hora.

“Tómenlo en serio, porque va en serio”, dijo el mayor Jeremy DeHart, oficial meteorológico de la Reserva de la Fuerza Aérea, que voló a través del vórtice de Irma a 3.000 metros (10.000 pies) de altura.

Para el jueves en la tarde, el huracán se encontraba aún al norte de la República Dominicana y de Haití, donde las autoridades reportaron algunas inundaciones y daños a construcciones, sin ningún fallecimiento. Fuertes olas desbarataron una docena de viviendas en la comunidad pesquera dominicana de Nagua, pero los equipos de trabajadores indicaron que todos los residentes se fueron antes de que llegara la tormenta.

Alrededor de un millón de personas se quedaron sin electricidad en Puerto Rico después del paso del huracán, y casi la mitad de los hospitales de la isla estaban usando generadores de emergencia. No se informó de víctimas.

Distinto fue el caso de las primeras islas alcanzadas por la tormenta, con escenas terribles de destrucción.

El primer ministro francés Edouard Philippe dijo que se confirmó la muerte de cuatro personas y heridas a otras 50 en el lado francés de la isla de San Martín. El otro sector es controlado por Holanda. Las autoridades dijeron que esas cifras podían aumentar a medida que se evalúen los daños.

Al menos cuatro personas murieron en las Islas Vírgenes estadounidenses, y las autoridades prevén hallar más cadáveres. Describieron los daños como catastróficos y dijeron que los trabajadores pasaban apuros para reabrir los caminos y reanudar el servicio eléctrico.

Se reportaron tres muertes más en la isla británica de Anguila, en la independiente Barbuda y en el lado holandés de la isla San Martín.

Irma también azotó la isla francesa de San Bartolomé, donde arrancó tejados y provocó apagones.

Dánica Coto reportó desde San Juan. Los periodistas de The Associated Press Anika Kentish en Antigua; Seth Borenstein en Washington; Michael Weissenstein en La Habana; Samuel Petrequin en París, Ben Fox en Miami y Ezequiel López en Santo Domingo contribuyeron a este despacho.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar

A %d blogueros les gusta esto: