Trump y Norcorea dominaron la Asamblea de ONU

Vía Hoy Digital

La ONU clausuró ayer los debates de alto nivel de la Asamblea General en una edición marcada por el tono beligerante del presidente estadounidense, Donald Trump, y su choque con Corea del Norte.
Esa crisis dominó la gran cita anual de la diplomacia internacional hasta el último día, con un duro mensaje del ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong Ho, antes de dejar Nueva York. El futuro del acuerdo nuclear con Irán, por ejemplo, fue otra de las cuestiones más comentadas, después de que el presidente estadounidense lo calificara como una “vergüenza” y de que su Gobierno sondeara sin éxito la posibilidad de una renegociación.
Las otras potencias firmantes cerraron rápidamente la puerta a esa idea, como también hizo Irán, que consideró que sería “una pena” si el pacto es destruido por “parias recién llegados a la política internacional”, en referencia a Trump.
Otro de los blancos de las iras del presidente estadounidense fue Venezuela, que tuvo ayer finalmente su oportunidad de responder desde el podio de la Asamblea General.
Lo hizo a través de su canciller, Jorge Arreaza, quien denunció las acciones “unilaterales e ilegales” de EE.UU. y que se refirió a Trump como un “emperador mundial” que amenaza y juzga al mundo “como si tuviese poderes dictatoriales”. También fue el turno ayer de otros dos países latinoamericanos, Perú y Nicaragua, que estuvieron representados por sus embajadores ante Naciones Unidas. Tras 196 discursos, miles de reuniones paralelas y numerosos mensajes para la historia, el presidente de la Asamblea General, Miroslav Lajcak, fue el encargado de poner ayer el broche final.
“No todos los mensajes expresados en el debate general fueron positivos”, admitió Lajcak, recordando que “muchos contuvieron críticas a otros países o a la ONU”.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar