Tormenta Nate inunda sur EU; produce cortes de electricidad

Nate se debilitó ayer tras tocar tierra en el sur de Estados Unidos y ya es una depresión tropical que todavía genera fuertes lluvias en Luisiana, Alabama y Misisipi, aunque no daños materiales de consideración, y tras ocasionar cerca de una treintena de muertos en Centroamérica. De acuerdo al último boletín del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU., Nate se desplaza sobre el suelo de Alabama con vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (55 kilómetros por hora), con ráfagas más altas, y proseguirá su trayectoria hacia el noreste, rumbo a Kentucky y Virginia Occidental.
Nate tocó tierra en Estados Unidos la noche del sábado, en la desembocadura del río Misisipi, en el sur del país, como un huracán de categoría 1, con vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora (casi 140 kilómetros por hora) y poco después, antes de la medianoche, de nuevo en Biloxi, en el estado de Misisipi.
La llegada a tierra del ciclón, que tras Harvey e Irma es el tercero que alcanza suelo estadounidense en la actual temporada ciclónica en el Atlántico, ha provocado inundaciones y ha supuesto la pérdida de energía en varias partes de la costa de EE.UU. del Golfo de México, pero no ha representado un daño catastrófico como ocurrió con los otros huracanes.
La mañana del domingo, más de 100.000 hogares y oficinas se hallaban sin energía por el paso de Nate, principalmente en Alabama y Misisipi, y algunas imágenes de televisoras locales mostraban inundaciones, como la ocurrida en un casino de Biloxi.
Las autoridades estatales de Misisipi, Alabama y Luisiana no han informado por el momento de muertos ni daños mayores en inmuebles e infraestructura por el paso de Nate, que se espera se disipe entre lunes y martes. Tras cruzar Biloxi el ciclón, el primero que toca tierra en Misisipi desde el mortal huracán Katrina en 2005, no se ha observado un daño devastador en el área, lo que ha dejado aliviadas a las autoridades locales, aunque la carretera interestatal 90 se halla con escombros y ramas caídas.

Vía Hoy Digital

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar