Pompeo promete una transición “tranquila”, pero de Trump

El secretario de Estado esta­dounidense, Mike Pompeo, que ayer martes rehusó ad­mitir la derrota de Donald Trump, visitará desde este fin de semana a varios alia­dos de Washington en Eu­ropa y Medio Oriente que saludaron la elección de Joe Biden.

Pompeo viajará el viernes a Francia y luego se dirigirá a Turquía, Georgia, Jerusa­lén, Arabia Saudita, Emira­tos Árabes Unidos y Catar.

En una conferencia de prensa, Pompeo dijo ayer que quiere hablar sobre los “históricos esfuerzos” hechos

 por el gobierno de Trump “para favorecer la paz y la co­operación en Medio Orien­te”.

Riesgos diplomáticos
Esta gira tiene riesgos diplo­máticos. La mayoría de los países que lo esperan no de­moraron mucho en felicitar al demócrata Joe Biden por su victoria en las elecciones presidenciales.

En París, el presidente Em­manuel Macron se expresó el sábado en ese sentido y  ayer martes dialogó telefóni­camente con Biden.

Lo mismo ocurre con el primer ministro israelí, Ben­jamin Netanyahu, y con los líderes saudíes.

Fraudes “masivos”
Pompeo, sin embargo, man­tiene la misma posición de Trump de no reconocer el triunfo de Biden y denunciar “masivos fraudes” electora­les pero sin presentar prue­bas.

Pompeo prometió, sin em­bargo, una “transición sin problemas” hacia “una se­gunda administración” de Trump.

Pompeo, prometió ayer garantizar una “transición tranquila”, pero insistió en que el presidente Donald Trump asumirá nuevamente a pesar de la proyectada vic­toria de Joe Biden.

“Habrá una transición tranquila hacia un segun­do gobierno de Trump”, dijo Pompeo durante una tensa conferencia de prensa al ser preguntado sobre los contac­tos con el equipo de Biden.

“El mundo debe tener ple­na confianza en que la tran­sición necesaria para que el Departamento de Estado es­té efectivamente operativo hoy, y efectivamente opera­tivo con el presidente que estará en el cargo el 20 de enero por la tarde, será una transición exitosa”, dijo refi­riéndose a la fecha y hora de la investidura presidencial.

“Este departamento se preocupa profundamen­te por asegurarse de que las elecciones en todo el mundo sean seguras, libres y justas, y mis funcionarios arriesgan sus vidas para garantizar que eso suceda”, dijo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: