Iota se convierte en huracán y amenaza a Honduras y Nicaragua

Iota se convirtió el domingo de madrugada en el 13er huracán de la temporada del Atlántico, amenazando con llevar otro peligroso sistema a Nicaragua y Honduras, ya castigadas por la tormenta Eta, que llegó como huracán de categoría 4.

Iota ya era un sistema de récord por ser la 30ma tormenta con nombre de esta extraordinaria temporada de huracanes en el Atlántico. La rápida sucesión de meteoros ha centrado la atención en el cambio climático, que según los científicos está causando tormentas más húmedas, fuertes y destructivas.

En su más reciente reporte, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos indicó que Iota tenía vientos máximos sostenidos de 150 km/h (90 mph), categoría 1. Sin embargo, los meteorólogos esperaban que ganara fuerza con rapidez antes de llegar a Centroamérica.

Su centro estaba unos 225 kilómetros (140 millas) al este de Isla de Providencia, Colombia, y avanzaba hacia el oeste a 15 km/h (9 mph). Su ruta prevista pasaría sobre o junto a Providencia en algún momento del lunes antes de acercarse a las costas de Nicaragua y Honduras el lunes por la mañana.

Se estimaba que llevara hasta 750 milímetros (30 pulgadas) de lluvia desde el nordeste de Nicaragua y hacia el norte de Honduras. Costa Rica, Panamá y El Salvador podrían sufrir aguaceros y posibles inundaciones, según el centro de huracanes.

Se emitieron alertas de huracán para Providencia y zonas de Nicaragua y Honduras. La marejada ciclónica podría subir el nivel del mar hasta 4 metros (13 pies) en Nicaragua y Honduras.

Iota amenazaba con dejar más destrucción en una región donde la gente aún lidiaba con los destrozos de Eta. Ese meteoro golpeó Nicaragua hace apenas una semana como huracán de categoría 4, matando al menos a 120 personas mientras las lluvias torrenciales provocaban inundaciones y aludes de tierra en partes de Centroamérica y México. Después pasó por Cuba, los Cayos de Florida y el Golfo de México antes de volver a tocar tierra en Cayo Cedar, Florida, y azotar Florida y las carolinas.

De acuerdo con reportes de la prensa de Nicaragua, autoridades de los comités municipales para la prevención, mitigación y atención de desastres iniciaron desde la noche del viernes la evacuación de pobladores pesqueros indígenas en el Atlántico norte del país ante el eventual impacto del meteoro.

En Panamá, donde Eta dejó 19 muertos y 12 desaparecidos, se declaró el domingo el máximo nivel de alerta para las provincias de Chiriquí, Bocas del Toro y la mayor comarca indígena del país, regiones que sufrieron los mayores embates por las intensas lluvias del pasado meteoro. Para el resto del territorio panameño regirá un nivel de alerta preventivo más bajo.

Eta fue la 28va tormenta con nombre de este año, igualando el récord de 2005 de tormentas con nombre. Theta, la 29na, se debilitaba en el este del Océano Atlántico. Se esperaba que se dispersara el domingo por la mañana.

La temporada de huracanes termina oficialmente el 30 de noviembre.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: