Hamilton volvió a ganar, pero Vettel entró segundo

El británico Lewis Hamilton (Mercedes) volvió a brillar ayer domingo al ganar con autoridad el Gran Premio de Estados Unidos, donde no aseguró matemáticamente su cuarto título mundial de Fórmula Uno porque el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) acabó segundo, aunque sí festejó la cuarta corona seguida de su escudería en el campeonato de constructores.

Vettel salvó la primera “bola de Mundial” en el Circuito de las Américas de Austin (Texas), donde Hamilton ganó por quinta vez, elevando a 62 su número de victorias en F1, nueve de ellas este año. Pero será complicado que el inglés no iguale sus cuatro títulos el próximo fin de semana, en el que le bastaría acabar quinto en México, ser noveno, si el alemán es segundo; o incluso no acabar la carrera, siempre y cuando Seb no mejore un tercer puesto.

Este domingo, Lewis completó otro fin de semana de ensueño, tras liderar todas las tablas de tiempos, antes de romper a su favor la plusmarca de triunfos en Estados Unidos que le unía al alemán Michael Schumacher, convaleciente aún del grave accidente de esquí que sufrió a final de 2013 en Meribel (Francia).

El ‘Kaiser’ ganó cinco veces en Indianápolis, una de las seis sedes de este Gran Premio, donde el espectacular y excéntrico campeón de Stevenage se anotó la última edición, en 2007. El año de su debut en Fórmula Uno, en la que es el único piloto de la historia que ha ganado al menos una carrera cada año.

El orgullo de campeón
Aunque Vettel lo sorprendió en la salida de un Gran Premio en el que el español Carlos Sainz destacó en su estreno con Renault y su compatriota Fernando Alonso tuvo que volver a abandonar por un nuevo problema del motor Honda de su McLaren.

Seb sacó el orgullo de todo un cuádruple campeón mundial (2010-13, con Red Bull), arriesgó en la arrancada; y superó antes de la primera curva al inglés, que el sábado había ampliado a 72 su propio récord histórico de ‘poles’ en el Circuito de las Américas, donde hace dos años había festejado su tercer título.

Pero Hamilton esperó sólo cinco vueltas y recuperó el liderato de carrera en la sexta, en la que rebasó al alemán, al que superaba en casi dos segundos cuatro más adelante, con su colega finlandés Valtteri Bottas en tercera posición, por delante del australiano Daniel Ricciardo, que pocos giros después abandonaría, al romper el motor de su Red Bull.

Los españoles
En la décima vuelta, los españoles ya habían intercambiado sus puestos de salida y el doble campeón mundial asturiano Alonso, recién renovado con McLaren, circulaba octavo, justo delante del madrileño Sainz, que este fin de semana estrenó el Renault con el que pilotará cedido hasta finales de 2018.

Alonso paró tras el decimoquinto giro y cambió sus neumáticos ultrablandos -que en esta ocasión, en lugar de ser reconocidos por la raya morada lo fueron por la rosa, en homenaje a las enfermas de cáncer de mama- por blandos (amarilla). Pero en la 26, el motor Honda volvió a aguarle la jornada al astro astur.

“No me lo puedo creer, hemos vuelto a tirar ocho o seis puntos”; comentaba por radio Alonso, antes de aparcar su McLaren, en espera de que el año próximo las cosas se vean de otra forma, con el nuevo propulsor Renault.

Vettel había parado en la 17, asimismo de ultrablandos a blandos, regresando a pista en quinta posición; tres vueltas antes de que hiciera idéntico cambio de compuestos Hamilton, que retornó tercero, justo por delante del alemán, en unos instantes en los que lideró la prueba el holandés Max Verstappen (Red Bull).

La reordenación tras las siguientes paradas -en la 25 paró la joven estrella holandesa- devolvieron el liderato a Lewis.

GANAN EN EQUIPO
El británico Lewis Hamilton (Mercedes) reforzó su liderato en el Mundial de Fórmula Uno al ganar ayer domingo el Gran Premio de Estados Unidos, en el Circuito de las Américas de Austin (Texas), donde el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) fue segundo y evitó la celebración anticipada del inglés, que festejó, no obstante, el Mundial de constructores de su equipo.

Hamilton, festejó su novena victoria de la temporada, la sexagésima segunda de su carrera en Fórmula Uno, al ganar por delante de Vettel y del finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), que había acabado cuarto, detrás del holandés Max Verstappen (Red Bull), sancionado con cinco segundos por una acción antirreglamentaria, que devolvió el tercer puesto al finés. En una carrera en la que el español Carlos Sainz destacó al acabar séptimo en su estreno con Renault.

Hamilton lidera ahora el Mundial con 331 puntos, 66 más que Vettel y podría festejar su cuarto título mundial (después de los de 2008, con McLaren, 2014 y 2015 -con las flechas plateadas-) el próximo fin de semana en Ciudad de México, sede del Gran Premio de México.

Vía

www.listindiario.com

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar