Estados Unidos es presa de fiebre temprana por la Navidad

Lindsey Catarino es el tema de conversación en su vecindario. Puso su árbol de Navidad a mediados de septiembre. Para el 1 de octubre, su chimenea ya estaba decorada. Desde entonces ha añadido más árboles y decoraciones en casi cada habitación de su hogar en Connecticut.

El objetivo de la mujer de 42 años, al igual que otras personas que pensaron como ella, es llevar la calidez y el consuelo de la Navidad contrarrestando ‘a un mundo que por lo demás es una locura”.

Mientras que algunos vendedores de árboles navideños temen quedarse sin artículos para el Día de Acción de Gracias y a las compañías de mensajería les preocupa una posible saturación de envíos en noviembre, un creciente número de personas en búsqueda de alegría se han adelantado a las fechas tradicionales y han puesto todos sus adornos de Navidad semanas antes de lo que normalmente lo harían.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: