El teléfono plegable de Samsung podría lanzarse en marzo a un precio de mil euros

Samsung presentó hace solo unos días en su conferencia para desarrolladoresInfinity Flex Display, un concepto de híbrido que mezcla interfaz y un hardware con bisagra para disponer de un dispositivo totalmente funcional que cerrado se usa como un teléfono y abierto, como una tableta de 7,3 pulgadas.

«La pantalla plegable sienta las bases para una nueva forma de experiencia móvil. Estamos impacientes por ver qué nos depara esta tecnología y los frutos de la colaboración que estamos creando», aseguró durante el evento DJ Koh, Presidente y CEO de IT & Mobile Communications Division, Samsung Electronics. Y parece que ese futuro está más cerca de lo que muchos imaginaron porque, según las últimas filtraciones, el gigante surcoreano tiene pensado lanzar el primer «smartphone» con pantalla plegable el año que viene. En marzo, para ser más exactos.

Así lo asegura la agencia surcoreana de noticias «Yonhap», que en una información publicada este lunes, indica que la compañía presentará su novedoso terminal «junto con un Galaxy S10 de quinta generación (5G)».

«Según las fuentes -continua la información-, el gigante tecnológico surcoreano planea presentar el teléfono inteligente Galaxy S10 en febrero, seguido por el presunto Galaxy F plegable y otra edición del Galaxy S10 que funciona con 5G en marzo». De hecho, DJ Koh dijo la semana pasada que la compañía lanzaría un teléfono inteligente plegable en la primera mitad de 2019, algo que a muchos les costó creer ya que su hace tiempo que se espera su lanzamiento y siempre se ha retrasado.

«Los observadores de la industria esperan que Samsung muestre el próximo teléfono inteligente plegable en el Mobile World Congress de Barcelona en febrero, antes del lanzamiento oficial el mes siguiente», continúa «Yonhap». El terminal flexible no será compatible con la red 5G.

Y lo que llama la atención es su precio: como un iPhone. «Si bien no se ha decidido el precio del teléfono inteligente plegable, los observadores de la industria dijeron que puede costar alrededor de 1.770 dólares». Es decir, unos 1.000 euros.

El teléfono plegable de Samsung se doblará hacia adentro y lucirá una pantalla de 7.4 pulgadas cuando se despliegue. El panel se reducirá a las 4.6 pulgadas cuando funcione como «smartphone». El CEO y presidente de la compañía aseguró en la conferencia para desarrolladores que estiman vender en 2019 un millón de teléfonos flexibles.

Vía

www.abc.es

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar