El pesimismo se arraiga entre los dominicanos; preocupa violencia

El rumbo del país
Hay un brote arraigado de pesimismo en la población de la República Dominicana. No obstante lo anterior, se estabiliza la tendencia al alza entre quienes consideran que el rumbo del país está equivocado, mas esa opinión negativa alcanza a ocho de cada diez informantes. Esto en especial mujeres, personas mayores de 40 años y con estudios superiores, residentes en la capital. A la vez, el optimismo no crece y el grupo minoritario que estima que la nación está bien encaminada se mantiene. Estos residen en mayor proporción en las áreas fuera de la capital, son hombres, personas con estudios primarios y secundarios, su situación familiar está mejor ahora que el año previo y son seguidores de los partidos PLD y PRD.

Falta de recursos y violencia
La economía en el hogar, ya sea por falta de mayores ingresos para hacer frente a las necesidades de la familia o el desempleo de algún miembro en el hogar, es a los que a más personas preocupa. A quienes más afecta la situación económica se encuentran proporcionalmente más entre aquellos de nivel socioeconómico medio o bajo y entre mujeres, estas últimas encargadas de llevar las finanzas familiares. La delincuencia operando en los barrios o comunidades donde residen también es un tema de preocupación a lo interno de los hogares. Esto principalmente en centros urbanos.

Caso Emely
En el periodo previo a la recolecta de la información, salió a la luz pública la muerte de una joven de 16 años, Emely Peguero, quien desapareció en estado de cinco meses de embarazo y se encontró en una maleta -con su cuerpo y cabeza destrozada- en una carretera de Santo Domingo. Este hecho hizo que pasaran a segundo lugar los desastres naturales, inundaciones y lluvias. Estas últimas también han traído mucha desgracia a la población.

Principales problemas
En el ámbito nacional, la violencia y el crimen constituyen lo que más preocupa a los ciudadanos. El problema, aunque citado en todo el país, tiende a estar más presente en las áreas urbanas. Además, la corrupción en el gobierno, relacionada como se citó anteriormente con el caso Odebrecht, está también presente para algunos como la molestia prioritaria. Quienes así lo indican, tienden a calificar negativamente a Danilo Medina en sus funciones y consideran el país va por el rumbo equivocado.

Odebrecht
Las acusaciones de corrupción por pagos hechos por la empresa constructora Odebrecht han calado hondo en la opinión pública dominicana. Hoy tres de cada cinco adultos indican conocer sobre el tema, en especial entre aquellos con estudios universitarios o que ven con frecuencia telenoticieros e indican leer periódicos. En ocasiones se han visto desfiles y manifestaciones en protesta por lo ocurrido en el país con esta empresa brasileña, los cuales han ayudado a incrementar el conocimiento sobre el tema.

Peor que en 2016
El pesimismo con el que se vislumbra el futuro del país tiene entre una de sus causas a que hoy gran parte de los ciudadanos que consideran se encuentran financieramente peor que el año pasado. Quienes así se expresan se encuentran proporcionalmente más entre personas mayores de 40 años de edad, de nivel socioeconómico medio o bajo y que citan razones económicas como el principal problema en sus hogares.
Independientemente de lo anterior, en poco más de una cuarta parte de los hogares la situación financiera ha mejorado con respecto al 2016. En estas familias se tiende a aprobar el desempeño del Gobierno y favorecer al partido oficial.

Expectativas
Hay opiniones divididas de los adultos dominicanos cuando piensan en la situación financiera de sus familias en el 2018. Dos de cada cinco consideran hoy están mejor, siendo el grupo mayoritario. Quienes se manifiestan positivos con respecto al año venidero tienen mayor probabilidad de ser seguidores del PLD o de estar en el grupo que reportan estar mejor ahora en comparación con el 2016. Los mejores educados también ostentan mayor optimismo.
Por el contrario, los más pesimistas se consideran seguidores de partidos de oposición o han visto desmejorar la situación financiera de su hogar en los últimos meses.

Las medidas
Una vez que los acusados vayan a juicio, la mitad de los ciudadanos espera sean encarcelados si se encuentran culpables. El resto es más benevolente y habla de quitarles sus puestos e inhabilitarlos, si aprovecharon de su posición política para enriquecerse con coimas.

Vía

Hoy Digital.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: