El Nokia 8 demuestra que la ‘nueva Nokia’ va en serio

Vía

www.elmundo.es

Lleva el procesador más potente de Qualcomm, el 835, tiene doble cámara, lector de huellas frontal, buena construcción… y un precio interesante

Llamarse Nokia tiene sus grandes ventajas. Y también algún inconveniente. Entre las primeras destaca el reconocimiento de marca. Todo el mundo sabe que Nokia fue el mayor fabricante de móviles del mundo. Y entre las desventajas sucede lo mismo: todo el mundo sabe que Nokia «fue» el mayor fabricante de móviles del mundo y que después desapareció.

La refundada Nokia en realidad se llama HMD Global y se define como «el hogar de los teléfonos Nokia». Vamos, que básicamente han comprado a Microsoft los derechos para fabricar móviles con esa marca. Al margen de los avatares financieros, el caso es que el nuevo equipo ha logrado algo muy inusual: ha creado una start up global en apenas ocho meses. HMD Global se crea el 1 de diciembre del año pasado y ahora mismo está operando en 70 países.

Es cierto que la plantilla de HMD no tiene casi nada en común con la imagen de cuatro jóvenes encerrados en un garaje para dar forma a su idea y sorprender al mundo. Los directivos de la nueva Nokia acumulan décadas de experiencia en el sector, aunque eso no sea una garantía de éxito al 100%.

Si es casi un milagro por lo inédito que una start up opere en solo ocho meses en 70 países, también es casi milagroso abrirse un hueco serio en el hipercompetitivo mercado de la telefonía móvil. Y en la plataforma Android. El último ejemplo lo tenemos en HTC.

Pero ¿cuáles son las armas de HMD Global para lograrlo? Más allá de la nueva versión del famoso 3310, que sirvió para llamar la atención y poco más, el Nokia 8 puede ser la muestra de lo que quieren hacer: un terminal de gama alta por debajo de 600 euros. Justo por debajo: 599 euros.

Cuerpo de aluminio serie 6000 -el empleado en aviación-, construcción unibody (tallado a partir de un bloque), pantalla de tecnología IPS de 5,3 pulgadas de diagonal con resolución QHD (2.560 x 1.440 puntos), luminosidad de 700 nits (muy alta), protección Corning Gorilla Glass 5, los bordes del cristal son redondeados (lo que llaman efecto 2,5 D) y se integran muy bien con el metal, muy buen acabado… Por fuera nos encontramos con una construcción y terminaciones de gama alta.

A esa construcción hay que añadirle, además, escáner de huella en la parte delantera, cámara trasera doble con óptica Zeiss, grabación de audio 360 grados… Y lo más importante para los más técnicos y exigentes: el procesador es el más potente de Qualcomm, el Snapdragon 835 de ocho núcleos, acompañado de cuatro gigas de RAM. Este procesador por sí sólo incrementa notablemente el precio de cualquier terminal que lo lleve. Por eso se suele quedar reservado para los buques insignia de cada marca: el XZ1 de Sony, los S8 y Note 8 de Samsung, el V30 de LG…

Pero no basta con presentar un terminal bien construido y con los mejores componentes. Hay que ofrecer algo diferenciador, sobre todo si se presentan ciertas desventajas frente a la competencia, como no ser sumergible o presentar una proporción de pantalla sobre la superficie total inferior al 70%. Vamos, que no tiene pantalla infinita como el iPhone X.

La exclusividad se la da al Nokia 8, por ejemplo, el acuerdo con Zeiss para desarrollar la doble cámara. Además, puede combinar en la pantalla las imágenes de las cámaras trasera y frontal tanto en vídeo como en fotografía y hacer streaming. Es una forma curiosa para mostrar simultáneamente lo que pasa delante y detrás del móvil. Este y la omnipresencia de los selfies es el motivo por el que la cámara delantera tenga la misma resolución que la principal: 13 megapíxeles. Si bien esta función Dual Sight es curiosa (ya ha habido otros terminales que combinaban las imágenes de ambas cámaras), el retardo de la cámara frontal en el vídeo en los terminales que he probado era incómodo.

HMD presenta el Nokia 8 como el móvil de las tres primicias: óptica Zeiss, vídeo Dual Sight y el primero en integrar el sistema de grabación de audio en 360 grados OZO. En realidad, otros modelos de otras marcas también graban audio en 360 grados, pero OZO es un sistema propio de Nokia y éste terminal es el primero en incorporarlo. Lo consigue mediante tres micrófonos y el software correspondiente que, además permite compartirlo en dispositivos que no tengan OZO audio.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: