Compañía brasileña apuesta a la producción de energía fotovoltaica para América Latina

La multinacional especializada en la producción de equipos de energía solar, Amerisolar, apuesta a la producción de energía fotovoltaica mediante la fabricación de paneles solares para ser exportados a países de América Latina en el primer trimestre de 2021.

El proyecto contempla, en una primera fase, fabricar 30,000 paneles por mes, donde el 50% de la producción deberá exportarse a países de la región, especialmente México, Argentina, Perú, Chile y Colombia.

Para el director ejecutivo de Amerisolar en Brasil, Gustavo Almeida, una de las ventajas del uso de la energía fotovoltaica es que esta se puede generar de forma económica y con muy bajo impacto ambiental, lo que se traduce en generación de energía limpia y renovable.

“La electricidad es un insumo con una demanda creciente en todo el mundo. Las familias, las empresas y el Estado demandan cada vez más electricidad. Pero la generación de energía eléctrica por medios tradicionales es costosa y tiene un alto impacto ambiental”, dijo en una entrevista.

En ese sentido, Almeida manifestó que debido a que la producción de paneles se llevará a cabo en Brasil, el costo de logística y de operación se reducirá considerablemente para la entrega de estos módulos en la región, ya que el proyecto se instala en una zona exenta de impuestos, por lo que “estamos hablando de paneles más económicos para consumir en toda Latinoamérica”.

El experto también aseguró que la energía solar es renovable en crecimiento a nivel mundial, por lo que una fábrica instalada en Brasil tiene el poder de impactar en todo el mercado latino, principalmente mediante la disminución de costos para la adquisición e implementación de proyectos residenciales, comerciales y solares en general.

Aunque en esta primera fase, Amerisolar Brasil ocupará un módulo provisional en el Aeropuerto Industrial Belo Horizonte, la empresa, con sede en China, ya tiene planes de ocupar un área cuatro veces mayor que la actual, en el galpón de expansión previsto para la segunda fase del proyecto.

“Amerisolar Brasil confía que la posición estratégica dentro del Aeropuerto Industrial será una gran ventaja competitiva para su desempeño en el mercado fotovoltaico, por esta razón creímos, desde el inicio de las negociaciones con BH Airport, la fuerza impulsora detrás de los desarrollos dentro del área libre de impuestos, que la operación de la empresa no podría ocurrir en otro lugar tan propicio”, señaló Almeida.

El Aeropuerto Industrial Belo Horizonte tiene un área disponible de 750,000 metros con la expectativa de atraer alrededor de 250 empresas en los próximos años, lo que tiende a generar miles de empleos e ingresos. La iniciativa, que incluye áreas comunes, como vestuario, centros de negocios, comedor y toda una infraestructura para recibir a las industrias interesadas, tiene como objetivo incrementar la competitividad de las empresas brasileñas en el contexto internacional y atraer inversiones externas a Brasil.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: