Cómo preparar un gel antibacteriano para las manos con ingredientes naturales

Tanto el aloe vera como el aceite de árbol de té, dos de los ingredientes principales de este gel, son conocidos por sus propiedades antisépticas y antibacterianas.

El gel antibacteriano se ha convertido en uno de los productos de higiene más populares y usados en todo el mundo, no solo porque se puede llevar a todas partes, sino porque permite desinfectar las manos rápidamente, sin necesidad de enjuague.

Los ingredientes que lo componen tienen propiedades antisépticas y antibacterianas que, tras asimilarse en la piel, permiten eliminar hasta un 99 % de los gérmenes.

Además, la mayoría cuenta con aromas agradables que, de forma instantánea, ayudan a neutralizar los malos olores causados por la comida, el polvo y otros agentes ambientales con los que las manostienen contacto.

Lo más interesante es que ya no tenemos que gastar en las costosas presentaciones que venden en el mercado, ya que podemos preparar nuestra propia receta con ingredientes naturales.

¿Te interesa? A continuación te compartimos una fórmula sencilla, libre de químicos y con propiedades hidratantes para tu piel.

Gel antibacteriano natural para las manos

manos-limpias

Los ingredientes que combinamos en este gel antibacteriano son 100 % naturales y, a diferencia de muchos geles comerciales, no dañan las bacterias saludables que habitan en la piel.

Dado que es libre de químicos agresivos, su aplicación no altera el pH natural, ni causa exceso de sequedad.

Contrario a esto, contiene sustancias hidratantes y reparadoras que, al absorberse, ayudan a mantener las manos humectadas y suaves.

  • Su ingrediente principal es el gel de aloe vera, conocido por su riqueza de agua, antioxidantes y antibacterianos naturales que ayudan a desinfectar y proteger la piel.
  • Por la textura que lo caracteriza, es de fácil absorción en la piel y se mezcla con facilidad con otros ingredientes.
  • Es tan efectivo como otros tipos de geles, dado que no necesita enjuague y ayuda a neutralizar la acción negativa de algunos virus y bacterias patógenas.
  • Lo combinamos con aceites esenciales como el de lavanda, árbol de té y naranja, no solo para potenciar sus cualidades antibacterianas, sino para darle un aroma agradable y duradero.

¿Cómo preparar este gel antibacteriano para las manos?

gel-antibacterial-aloe

La preparación de este gel antibacteriano es bastante sencilla y sus ingredientes los podemos adquirir con facilidad en herbolarias, farmacias y tiendas cosméticas.

Si bien es cierto que cada vez es más fácil adquirir los geles comerciales, esta receta nos garantiza el uso de ingredientes 100 % naturales y saludables para la piel.

Incluso, podemos emplearlo cuando notemos nuestras manos secas o ásperas, ya que nos ayuda a nutrirlas y regenerarlas.

Ingredientes

  • 10 cucharadas soperas de aloe vera (150 g)
  • 1 cucharadita de aceite esencial de lavanda (5 g)
  • ½ cucharadita de aceite esencial de árbol de té (2 g)
  • ½ cucharadita de aceite de naranja (2 g)

NotaAl comprar los aceites esenciales, asegúrate de que sean 100 % orgánicos, ya que las esencias no tienen sus mismas propiedades.

Utensilios

  • Recipiente hondo
  • Cuchara de madera o silicona
  • Envase con dosificador

Preparación

  • Corta varias hojas de aloe vera y, a continuación, ábrelas para extraer el gel que contienen en su interior.
  • Pon el gel en un recipiente hondo con agua y déjalo en remojo durante 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, elimina los restos de agua, de modo que queden solo los cristales de aloe.
  • Agrega el aceite esencial de lavanda y remuévelo con un utensilio de madera o silicona hasta que quede bien integrado.
  • Luego, agrega los aceites de árbol de té y de naranja, y continúa removiendo.
  • Mezcla todos los ingredientes hasta que el producto adquiera una consistencia más o menos líquida.
  • Tras conseguirlo, envásalo en un frasco con dosificador y almacénalo en un lugar fresco.

Modo de aplicación

gel-manos
  • Toma una pequeña cantidad de gel antibacteriano y frótalo en las manos hasta que se absorba por completo.
  • Úsalo después de manipular alimentos, residuos o cualquier otro elemento que pueda ser un foco de gérmenes.
  • Para mantenerlo siempre a la mano, envásalo en un frasco pequeño que puedas cargar en tu bolso o bolsillo.

¿Te gustó esta receta? Si aún no te has animado a probar productos de higiene con ingredientes naturales, te invitamos a preparar en casa esta sencilla fórmula que, sin duda, te gustará.

No olvides que, además de evitar agresiones por los compuestos químicos, este tipo de alternativas son más amigables con el ambientey, casi siempre, tienen precios bastante económicos.

Vía

mejorconsalud.com

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar