Amigas… pero no por siempre

Muchas figuras femeninas de la música y el cine han pasado de ser mejores amigas a enemigas. Estas relaciones que aparentaban ser sanas y duraderas terminaron por egos o terceros.

Muchas pasaron de amarse a odiarse. En el caso de Paris Hilton y Nicole Richie, quienes fueron amigas desde niñas y protagonizaron juntas “The Simple Life”, se les conocía como inseparables, pero dejaron de verse y sus vidas tomaron rumbos distintos.

Demi Lovato y Selena Gómez desde niñas van por la misma línea en sus carreras. Ambas iniciaron sus carreras en Disney y en la actualidad son productoras, actrices y estrellas de la música, pero por celos y nuevas amistades su relación pasó a ser de simplemente colegas.

Un chico fue el responsable de que las compinches Katy Perry y Taylor Swift  rompieran. Estas mujeres que mostraban por todos lados cómo se divertían juntas fueron separadas por el guitarrista y cantante John Mayer, quien luego de ser novio de Taylor en cuestión de meses se convirtió en pareja de Katy. Esta enemistad pasó de lo personal a lo profesional, cuando Swift  le dedicó a Perry la canción “Dear John”.

Vía

www.listindiario.com

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar