Ahora va por la bachata

Vía

http://www.listindiario.com

“Estamos en la parte inicial de los trabajos para que la bachata sea reconocida igual que el merengue»

Revestido de su traje de embajador ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), José Antonio Rodríguez tiene varios retos en carpeta, luego de que lograra declarar el merengue como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Uno de ellos es alcanzar lo mismo con la bachata.

Se trata de otro género que representa la dominicanidad y que aún necesita de todo el impulso de él para lograr ese reconocimiento de la Unesco.

“Estamos en la parte inicial de los trabajos para que la bachata sea reconocida igual que el merengue. Ya he hablado con los grandes exponentes del género, les he explicado el valor de todo esto, lo han entendido y se han convertido en nuestros cómplices”, reveló el también gestor cultural.

Confió que para tales fines la delegación envió por escrito a la Comisión Evaluadora la información de que la bachata será sometida el próximo año.

“Esta es una acción del presidente Danilo Medina, quien está pendiente de todo lo concerniente a la cultura dominicana, y nosotros estamos en sintonía con él, porque cuando entramos al gobierno lo hicimos con un proyecto establecido cuyo encabezado decía: darle valor a lo dominicano”, comentó.

Él también tiene buenas nuevas en la música, que sigue siendo su gran pasión, pese a que ahora lleva el traje de embajador ante la Unesco.

Hace cuatro años soñaba con grabar un disco que de repente se convirtió en realidad luego que se estableció en París, donde está sentada su oficina y donde pone en marcha todos los proyectos que impulsa desde su cargo público. Se trata de “Uno más”, el que ha considerado “un atrevimiento” porque lo aleja de los sonidos de moda.

Como artista de más de 25 años de trayectoria le preocupa que la música tome caminos no muy claros y afirma que para él la música se divide en dos: buena y mala. En su caso él prefiere escuchar lo bueno.

José Antonio Rodríguez no tiene nada en contra de la música urbana. Lo único que cuestiona son ciertas incongruencias y cita como ejemplo: “Si la mujer se ha hecho cada vez más inteligente, creo al parecer que también es cada vez más sorda. ¿Cómo es posible que una mujer que es preparada,  inteligente y con deseos de triunfar se sienta en una mesa y alguien la saca a bailar un tema que dice algo así como que ‘te voy a dar’?”, cuenta a LISTÍN DIARIO el artista y embajador ante la UNESCO.

Entiende que lo mismo sucede con los niños y la música urbana, considerando que ellos están expuestos a escuchar de todo, ya que cuentan con el apoyo de sus padres en muchos casos.

“Muchas veces a los padres les gusta el reguetón, lo escuchan mientras juegan un partido de dominó, pero muchas veces ahí también está el niño y lo escucha y eso aprende. Luego el niño no ve mal que él se aprenda un tema con palabras fuertes si sus padres lo escuchan y no le dicen nada”, comenta el cantautor, que reitera no tiene nada  en contra de esta música.

Siguiendo con la reflexión de la música, Rodríguez considera que no se puede generalizar, asumiendo que a todo el mundo le gusta la música mala porque no a todo el mundo le llega todo tipo de música.

“Tenemos que hablar por qué no llega la buena música a todos los dominicanos para que la aprecie, es eso lo que tenemos que hablar”, sugiere el artista que el próximo 13 de septiembre presentará su nueva producción  discográfica (“Una más”) en la que participan algunos amigos y la Filarmónica de Cuba. Recordó que siendo Ministro de Cultura intentó promover la Ley de Música y que todo se paró por un sólo capítulo que citaba que el 70 por ciento de la música que se pusiera debía ser dominicana, lo que no fue acogido por los radiodifusores. “Es impresionante, porque ellos colocan el 70 por ciento o más de música criolla, pero la cosa es que ellos no ponen la variedad de la música dominicana”, comentó el embajador, quien entiende que “nadie puede conocer lo que no se le da a escuchar”.

En ese sentido promueve esa apertura en la radio y los medios, de manera que todos los dominicanos puedan elegir qué escuchar, pero teniendo todas las opciones. “Nunca he hecho un disco pensando en el sonido o el ritmo que está de moda. Son cosas que tú vas guardando y que un día las sacas para compartir”.

(+)
PREMIO INSPIRADO EN JUAN BOSCH
GESTIONES:

Su visita al país tiene que ver, además de presentar su octavo disco, con promover ciertas iniciativas como el Premio Unesco-Juan Bosch.

Un premio que impulsa la promoción de la investigación en ciencias sociales en América Latina y el Caribe, instituido en el 2009 por el Consejo Ejecutivo a iniciativa del gobierno de la República Dominicana, en ocasión de celebrarse el centenario del nacimiento del profesor Bosch.

“Este premio toca a 195 países del mundo, pero República Dominicana nunca ha participado, y estoy seguro que el esfuerzo de darlo a conocer se hizo, pero eso hay que motivarlo”, reveló Rodríguez

La premiación tiene por finalidad recompensar, cada dos años, las mejores tesis en ciencias sociales y humanas escritas por jóvenes investigadores.

Otra de las iniciativas que impulsa como embajador ante la UNESCO busca promover la cultura, a través de las artes, la pintura, la música, junto a la Cancillería dominicana.

“Este es nuestro gran reto y así lo haremos, estamos trabajando en esa misión”, sostuvo el funcionario y artista que ahora vive en París, aunque con la nostalgia de ver los amaneceres de su tierra.

Mientras, se concentrará en la presentación de su producción musical “Una más”, compuesto por diez temas como “Así sea solo”, el primer sencillo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar