Las dos Coreas comenzaron este martes su primer cara a cara en más de dos años, centradas en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno, tras las exacerbadas tensiones provocadas por las ambiciones nucleares de Pyongyang.
La reunión llega después de que el líder norcoreano, Kim Jong-Un, planteara en su discurso de Año Nuevo la posibilidad de enviar una delegación de deportistas a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran en Pyeongchang, en Corea del Sur.
Seúl respondió con una oferta de diálogo y la semana pasada se restableció el “teléfono rojo” intercoreano, tras casi dos años suspendido.
La reunión de este martes tiene lugar en Panmunjom, ciudad fronteriza en la que se firmó el alto el fuego de la guerra de Corea (1950-1953), en la zona desmilitarizada (DMZ) que divide la península. Poco antes de que los cinco miembros de la delegación surcoreana partieran hacia Panmunjom, el ministro de Unificación, Cho Myung-Gyun, afirmó que las dos partes se centrarán en la participación del Norte en los Juegos de Pyeongchang, pero que en la agenda también están previstos otros temas. “Hoy abordaremos la participación de Corea del Norte en las Olimpiadas y Paralimpiadas de Pyeongchang, y también la cuestión de la mejora de las relaciones intercoreanas”, dijo a la prensa Cho, quien lidera la delegación surcoreana.

Categorías: Internacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: