En EE.UU creen que ha llegado el final de Bartolo Colón en las Grandes Ligas

0 1

SANTO DOMINGO. Un día llegará, aunque él se ha encargado de retrasarlo como pocos destrozando todo pronóstico, pero la parada en Atlanta amenaza con convertirse en el último desembarco del prolongado trayecto que ha recorrido Bartolo Colón en las Grandes Ligas.

“¿Hizo Bartolo Colón su última apertura con los Bravos?”, tituló Yahoo Sports ayer; “La triste y repentina caída de Bartolo Colón”, encabezó el New York Post. El Atlanta Journal-Constitution fue más severo: “Colón se ha convertido en una vergüenza, los Bravos no pueden dejar que esto continué”, inició el columnista Jeff Schultz.

Colón volvió a ser bateado el lunes, esta vez por los Filis, apenas permaneció en el montículo 2.1 entradas en las que fue castigado con siete imparables y ocho carreras antes de que el dirigente Brian Snitker le pidiera la pelota luego de 66 lanzamientos.

El martes de la semana pasada fueron los Angelinos (en 2.1 entradas de siete hits, nueve carreras de ellas dos limpias), la salida anterior fueron los Piratas que vieron los lanzamientos como melones (5 IP, 10 hits y 7 CL) y el nueve de mayo los Astros también “practicaron” con Colón al pegarle ocho imparables y hacerle ocho vueltas en 5.2 capítulos.

En 12 aperturas que ha realizado esta campaña con el noveno equipo que se uniforma Colón no ha alcanzado las cinco entradas en cinco ocasiones y solo ha llegado al sexto en tres.

Los 44 años del nativo de Altamira, Puerto Plata, salen a relucir de inmediato para analizar su futuro, uno que no puede contemplarse más allá del corto plazo.

Colón tiene marca de 2-7 su efectividad de 7.78 es la peor entre los abridores y su WHIP de 1.71 solo es superado por Kevin Gausman (1.84). El lunes se convirtió en el primer lanzador de los Bravos que permite por lo menos siete carreras en tres partidos en fila desde 1979 cuando el inmortal Phil Niekro lo hizo. En sus últimas 10 salidas las estadísticas lo hacen lucir peor con un promedio de carreras limpias de 10.03 y la oposición le batea .380.

Nunca, desde su milagroso regreso en 2011 tras su codo asimilar el trasplante de células madre, el ganador del Cy Young de 2005 se había enfrentado a un aluvión de datos tan negativos como ahora. No dado a ofrecer entrevistas que no sean en español, Colón habló con los periodistas con un traductor y dijo que solo estaba en “una mala racha”, a pesar de reconocer que, “para ser honesto, ha sido difícil. Esto es béisbol”.

Los Bravos, un equipo en reconstrucción que ha estrenado estadio nueve esta campaña, debe haberle pagado a Colón US$4 millones por lo que adeuda US$8,5 millones por lo que resta de la campaña.

El club se debate estos días si entregar el puesto en la rotación al prospecto Seam Newcomb o al veterano Kris Medlen. Otros nombres que considera el equipo son Lucas Sims y Aaron Blair.

“Cualquier decisión que ellos (la gerencia) tome la aceptaré”, dijo Colón, aunque aclaró: “He pasado toda mi carrera como un abridor, nunca he sido un relevista. Pero si el dirigente o la gerencia decide que esa es la ruta que quieren que yo tome la aceptaré”.

En realidad, de los 521 partidos que Colón ha visto acción en su carrera de 20 temporadas han habido nueve en los que ha salido desde el bullpen.

La gran interrogante que se plantea es si los Bravos estarían dispuestos a pagar US$8 millones en lo que resta de curso para un relevista en lugar de apostar por probar un lanzador más joven.

Snitker no garantizó que el cibaeño suba a la lomita el próximo sábado cuando le correspondería tirar. Ayer, fue colocado en la lista de lesionados por 10 días.

admin

View all contributions by admin

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: