El juez de la instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia, Francisco Ortega Polanco, continuará hoy el conocimiento de los incidentes plateados por los abogados de seis de los siete imputados por los US$92 millones que admitió Odebrecht haber pagado para ser favorecida con obras del Estado.

Ayer, Ortega Polanco rechazó suspender la audiencia como solicitó la defensa del exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, basado en que estaba abierto el plazo para recurrir el auto de fijación de audiencia y por consiguiente lo procedente era sobreseer hasta que venciera ese plazo.

Sin embargo, recesó la audiencia con el propósito de comprobar si le fueron notificados o no por la secretaría de la Suprema Corte, algunos elementos de prueba que afirma la defensa del exministro, no le han sido aportados por el Ministerio Público

En la mañana de ayer, Ángel Rondón Rijo, exenlace comercial de Odebrecht en el país y acusado por el Ministerio Público como la persona que distribuyó los sobornos a los funcionarios y exfuncionarios públicos, se defendió.

Reiteró que nunca ha sobornado a nadie y si Odebrecht pagó sobornos, lo hizo de manera directa y para tales fines es necesario traer al exgerente de esa empresa, Marcos Vasconcelos Cruz.

Exhortó al procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, a traer como testigo en el caso al exfuncionario brasileño sacado del país en noviembre del 2016, un mes antes de que se diera a conocer el acuerdo establecido con Estados Unidos, Suiza y Brasil, “para que él diga si hubo soborno y quién lo recibió. Porque si hubo soborno, él debe saberlo”.

El exenlace comercial dijo que no rechazaría llegar a un acuerdo con la Procuraduría para que también se le aplique el criterio de oportunidad como lo hicieron con la empresa brasileña.

El expresidente del Partido Revolucionario Moderno, Andrés Bautista García, reiteró que demostrará su inocencia. “Se le teme a la transparencia, se le teme a la verdad, por qué, nosotros tuvimos que acudir dos veces al juez para que nos entregaran las pruebas”, afirmó Bautista García.

El primer grupo de abogados en plantear su escrito incidental fue la barra del senador Tommy Alberto Galán, los defensores, al igual que Ángel Rondón, solicitan que sean incorporados al proceso penal y notificados los archivos dictados en favor de César Sánchez, Bernardo Castellanos, Temístocles Montás; el senador Julio César Valentín; Máximo De Óleo; el diputado Alfredo Pacheco; Radhamés Segura y Ruddy González.

Los fiscales objetaron dicho pedimento y alegaron que los archivos solicitados son cuestiones que atañen únicamente al Ministerio Público y la parte involucrada.

Vía

www.diariolibre.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: