Después de días de intenso cabildeo y conjeturas, el presidente Donald Trump nominó el lunes al juez federal de apelaciones Brett Kavanaugh para la Corte Suprema, lo que prepara el escenario para una dura batalla con los demócratas por el intento del mandatario de virar aún más a la derecha al máximo tribunal de la nación.

Trump escogió a Kavanaugh para que sustituya al magistrado Anthony Kennedy, quien se retirará pronto.

Con las acostumbradas fanfarrias, Trump preparó su anuncio para la hora estelar de la televisión. Todas sus opciones finales fueron jueces federales jóvenes que podrían ayudar a reconfigurar la corte en las próximas décadas con fallos que cambien los precedentes en temas como el aborto, las armas y la atención médica.

Saboreando el suspenso del nombramiento, Trump fue parco sobre su decisión con la prensa antes del anuncio.

Algunos conservadores manifestaron sus preocupaciones sobre Kavanaugh _un juez de carrera y exsecretario de Kennedy_, de quien cuestionaron su compromiso con temas sociales como el aborto y destacaron que el tiempo que sirvió durante el presidente George W. Bush evidenciaba que sería más una elección de centro. Sin embargo, sus simpatizantes señalaron su experiencia y amplia gama de opiniones jurídicas.

Debido a la decidida oposición de los demócratas a la decisión de Trump, la batalla de confirmación en el Senado previsiblemente durará meses hasta las elecciones de medio periodo de noviembre.

Via

www.diariolibre.com

Categorías: Internacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: