Que «Fortnite» es el videojuego del momento es algo indudable: con más de 125 millones de usuarios registrados (cuando el pasado octubre apenas contaba con 9 millones), el juego de batalla campal online está conquistando a toda una generación, independientemente del género. Una de las claves de su éxito es su carácter multiplataforma, ya que se puede jugar desde el ordenador, en las principales videoconsolas e incluso por el móvil. Esta última modalidad, de momento, solo está disponible para el sistema operativo iOS (iPhone), pero la compañía ha anunciado que este verano también llegará a Android, una noticia que los usuarios esperan desde hace tiempo.

Precisamente esta impaciencia ha creado un nicho de oportunidad para los ciberdelincuentas: a través de versiones falsas del famoso videojuego que circulan por internet e incluso en la plataforma oficial de Google Play, se «cuelan» programas maliciosos que pueden desde robar información de los dispositivos a suscribir al usuario en servicios «premium» que pueden tener como consecuencia una factura de teléfono más que abultada a final de mes y el consecuente susto. Los usuarios jóvenes son el objetivo principal, ya que millones de menores ya juegan a «Fortnite», siendo un «caramelo» muy tentador su versión en Android.

Teniendo en cuenta que su lanzamiento en iOS ha obtenido ingresos por encima de los 15 millones de dólares en las tres primeras semanas, superando, por ejemplo, al revolucionario Pokemon Go, el éxito en Android, en el que se basan miles de millones de dispositivos en todo el mundo, puede abrumar. Pero precisamente esa variedad de teléfonos y tabletas está retrasando su salida y alimentando la impaciencia de los usuarios.

Las cuatro estafas más recurrentes

Por ello proliferan docenas de vídeos, portales y tutoriales de cómo instalar el videojuego de moda en un dispositivo Android. Se trata en realidad de vídeos fraudulentos que están diseñados para engañar a los jugadores más jóvenes y que solo pretenden que sus víctimas acaben instalando distintos tipos de aplicaciones maliciosas. Existen varias estafas vinculadas a esta práctica, pero hay algunas que sobresalen por encima de las demás, según ha remarcado la compañía de ciberseguridad G Data.

La primera tiene que ver con webs aparentemente oficiales que ofrecen versiones Android de «Fornite» en donde hay que introducir un número de móvil. La letra pequeña informa de la suscripción a un servicio de mensajería Premium cuyo coste oscila entre los 3 y 7 euros a la semana. En algún caso se realiza una suscripción simultánea a tres servicios diferentes.

Por otro lado, existen aplicaciones manipuladas con un troyano (Remote Access Trojan, RAT) capaz de ofrecer a los cibercriminales acceso completo al dispositivo. Esto implica, básicamente, el robo de datos y la posibilidad de descargar nuevo «malware». También se puede dar el caso de un virus que recopile toda la información del dispositivo. U otras que, con un nombre parecido, «solo pretenden aprovechar el entusiasmo generado por la aplicación original para colarse en dispositivos de jóvenes, inexpertos o poco cuidadosos a la hora de descargar la aplicación», aseguran desde G Data.

Para no caer en la trampa de los «Fortnite» falsos

 Descarga apps solo de fuentes oficiales. Google verifica que las apps contenidas en su Play Store no contienen malware y las aplicaciones maliciosas o simplemente sospechosas son eliminadas con cierta rapidez. Sin embargo, en aquellas plataformas no controladas por Google o por los fabricantes de dispositvios móviles, los filtros son menores y las posibilidades de encontrar apps fraudulentas crecen considerablemente.

 Bloquea las suscripciones a números «premium» a través de tu operador móvil.

– Instala una solución de seguridad capaz de bloquear websites maliciosos, detectar apps maliciosas o impedir el acceso de los menores a aplicaciones inapropiadas.

 Supervisa el uso que hacen los más pequeños de los dispositivos móviles. Es recomendable que los padres sepan que apps instalan sus hijos y en qué invierten su tiempo cuando usan smartphone y/o tableta.

 Bloquea las compras integradas o bien establezca una contraseña para llevarlas a cabo.

Via

www.abc.es

Categorías: Tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: