Android P aún no tiene un dulce asignado, como le ocurre a todas las versiones del sistema operativo de Google que se han lanzado. El sucesor de Android Oreo aún no ha llegado en su versión final a ningún teléfono, pero su beta se puede descargar y probar en 11 teléfonos diferentes. Y eso hemos hecho.

Instalar la beta de Android P en un Pixel 2 XL es muy sencillo (no tanto en el resto de móviles) y el resultado ha sido fabuloso, especialmente porque se trata de una versión inacabada. El móvil va más fluido, tiene nuevas funciones a porrón y los retoques al diseño de sus menús hacen que parezca incluso más bonito. Pero mejor vayamos por partes.

Los gestos que mataron a los botones

Aunque no es el cambio más evidente al principio, el más importante que introduce Android P es la posiblidad de sustituir los botones de la parte inferior de la pantalla (el triángulo, el círculo y el cuadrado que servían para ir atrás, al menú o a la multitarea) por una línea que hace varias funciones.

El botón para ir atrás no desaparece del todo, algo que sí ocurre en el iPhone X en el que estos gestos están tan claramente inspirados, pero la dinámica de interacciones de Android ha cambiado por completo con Android P. Un gesto hacia arriba desde la línea despliega la multitaréa, pero si sigues tirando del botón, aparece el menú con todas las aplicaciones. Si sólo pulsas sobre él, te llevará como hacía hasta ahora al escritorio del móvil.

Que Android P incluya oficialmente estos gestos es sólo una señal de algo que ya habían venido adelantando compañías como OnePlus o Xiaomi y que, viendo que Apple ha apostado por completo por ellos, era cuestión de tiempo que se copiaran en el mundillo de Android. Y hablando de copiar cosas…

Las muescas ya tienen soporte oficial

Android P ha incluido soporte oficial para aquellos teléfonos que tengan una muesca, esa cosa llamada ‘notch’ en inglés. Los menús se adaptarán mejor y las aplicaciones básicas de Android entenderán de forma nativa que ahí no hay que mostrar nada.

Por supuesto, aún es necesario que las aplicaciones de terceros vayan reconociendo este nuevo diseño de pantallas. Instagram, por citar una muy popular, todavía no funciona bien con ellas, pero que Google vaya a ponerlo más fácil para trabajar con las muescas seguro que ayuda a que se pongan las pilas.

Esta elección de diseño no ha dejado a nadie indiferente desde su aparición con el iPhone X y con la paulatina imitación que muchos fabricantes chinos han hecho de ella, que llegáramos a esta situación era una cuestión de tiempo.

Mejores notificaciones

Si hay algo que siempre le reprocho a iOS, y al iPhone por extensión, se que odio cómo Apple gestiona las aplicaciones: apenas las agrupa y es un lío saber qué te ha ido llegando y en qué momento cuando se acumulan más de diez mensajes de WhatsApp. En ese sentido, Android lleva años de ventaja.

Con Android P, coge incluso más ventaja con respecto a iOS en tanto que se puede responder a mensajes en las notificaciones, se pueden agrupar mucho mejor y se pueden desplegar para, por ejemplo, ver toda una nueva conversación de WhatsApp sin necesidad de entrar en la app.

Su diseño ha cambiado un poco también siguiendo las nuevas directrices de Material Design y eso no me termina de gustar, pero su funcionalidad es innegable y, para mí, un punto clave en la típica discusión de si Android es mejor que iOS o no. En lo que a notificaciones se refiere, no tengo ninguna duda de que Google lo sigue haciendo mejor que Apple.

Una multitarea más útil

Seguro que alguna vez te ha pasado: quieres copiar una cosa de una aplicación a otra, y es un coñazo. Copias de una, la cierras, vas a la otra y pegas. Pues eso se acabó con la nueva multitarea de Android P, que permite abrir la multitaréa y pegar lo que se ve en una app en otra sin tener que ejecutarlas a pantalla completa en ningún momento. Muy práctico.

Esta es una de las varias mejoras en la multitarea de esta nueva actualización, como la opción de moverse con un cursor aplicación a aplicación o el despliegue de las aplicaciones más utilizadas (según la inteligencia articicial de Google) en la parte inferior del menú.

Aunque no estoy del todo acostumbrado a este sistema, sí he notado que voy menos al escritorio donde están todas las apps con esta nueva multitarea, en parte gracias a esto último de las apps destacadas. Aunque preveo que costará a muchos acostumbarse a esto si se implanta en la mayoría de móviles Android. Dado que esto es algo que depende de los fabricantes, lo mismo no lo vemos mucho.

Retoques aquí y allá

Google ha prometido una gestión más inteligente de la batería, lo que aún está por ver, pero la opción ya está implementada en esta de beta de Android P. No puedo dar una opinión completa sobre esto, porque habría que comparar la duración de la batería del Pixel 2 XL con la beta y sin ella, pero de momento, no he notado que vaya a peor, así que algo es algo.

Otro retoque es meramente estético. Hay iconos recondos en las apps de Google y en los ajustes, todo en línea de las nuevas directrices de Material Design, el lenguaje de diseño de la compañía para Android. Aunque iOS tiene un diseño más unificado y refinado en general, lo cierto es que Google está casi ahí ya. El menú de ajustes rápidos, eso sí, mejor los iconos de Android 8 #sorrynotsorry.

Si eres de los que a veces desearía tener un temporizador para medir cuánto estás con el móvil, e incluso un límite de uso, enhorabuena, justo eso se ha implementado en Android P. Si te pones duro contigo mismo, o con un menor que usa tu teléfono para jugar, puedes impedir que se ejecute una app cuando ha pasado cierto tiempo de uso.

Por último, pero quizá más importante, la inteligencia artificial está más presente en todas partes. Es pronto para notar cuánto ha afectado a mi experiencia (aunque ya he citado el ejemplo de la multitarea), pero las apps de Google harán más sugerencias apoyándose en lo que entiende que necesitamos. ¿Es hora de irse del trabajo? Pues al ir a buscar la app de Maps, te sugiere una ruta para volver a casa. Y así con muchas apps más.

Vía

http://www.elmundo.es

Categorías: Tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: